Insta Díaz Canel a la responsabilidad en la etapa de recuperación

El Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, hizo un llamado  al comportamiento responsable del pueblo cubano, cuando el país, con excepción de las provincias de La Habana y Matanzas, entre el próximo jueves 18 de junio a la fase inicial de la primera etapa de la recuperación pos-COVID-19.

El anuncio este martes sobre el inicio del nuevo momento en la Mayor de las Antillas fue hecho por el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, durante la reunión del grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus, que sesiona cada tarde desde el Palacio de la Revolución, donde se aclaró que el jueves se hacen efectivas las medidas informadas por el Gobierno cubano en el programa televisivo Mesa Redonda, del pasado 11 de junio.

A partir de ese día, precisó Díaz-Canel, entraríamos en la primera etapa de la recuperación que habíamos anunciado, y esto implica un llamado, una vez más, al comportamiento responsable de la población, también en las provincias que van a pasar a la primera fase.

Hacer las cosas bien, puntualizó, nos permitirá ir avanzando hacia la normalidad en el resto del país, de una manera más segura, más eficiente, más consolidada. Ello nos va a generar nuevas experiencias de cómo debemos trabajar ese paso hacia la recuperación, significó.

En la medida en que logremos mayor responsabilidad en La Habana y en Matanzas, destacó el mandatario, esas provincias podrán entrar entonces en la primera fase.

Para eso, subrayó, es importante mantener el aislamiento físico en todo momento. Hoy una de las mejores maneras en que somos solidarios entre todos nosotros y respetuosos hacia lo que está pidiendo el país, en el comportamiento y en la convivencia con el resto de nuestros compatriotas, es precisamente mantener ese distanciamiento físico, que no es un capricho, sino una de las cuestiones más efectivas y que mejor ayudan a mantenernos sin transmisión de la enfermedad, aseveró.

El Jefe de Estado corroboró la necesidad de continuar con las medidas higiénicas que durante todo este tiempo se han planteado. Le pedimos a La Habana y a Matanzas, agregó, que entiendan que tienen un grupo de particularidades por ser, en estos momentos, la cola de la epidemia, por lo tanto tienen que mantener todas las restricciones con mucho rigor.

En medio de estas condiciones, subrayó, hay que elevar el control para evitar que haya relajamiento y que se nos prolongue más tiempo la capital y la provincia de Matanzas en salir de la etapa de pandemia para entrar en la etapa de recuperación.

Díaz-Canel reafirmó la validez de la decisión que ha tomado el Gobierno en el hecho de que en los últimos 17 días solo hemos tenido un fallecido, y en los últimos cinco no hemos lamentado ninguna muerte.

«Intensificando el trabajo y consolidándolo, creo que también La Habana y Matanzas en pocos días podrán estar en la fase uno de la etapa de recuperación», aseguró el Presidente de la República.

En el intercambio a través de videoconferencia con las autoridades de esas dos provincias, el mandatario insistió en mantener la disciplina y el distanciamiento físico el próximo Día de los Padres, como mismo se logró el segundo domingo de mayo, cuando el agasajo correspondió a las madres cubanas. Es difícil, pero necesario, dijo.

El Jefe de Estado ratificó finalmente lo planteado por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz, en la más reciente reunión del Buró Político, sobre la importancia de que, cuando se pase a la recuperación, «sigamos manteniendo la intensa lucha en el enfrentamiento a la corrupción y a las ilegalidades; y haciendo público un grupo de casos con toda la profesionalidad que eso lleva y con todos los códigos de comunicación social que debemos mantener. Seguimos con esa intensidad. Eso llegó para quedarse y lo vamos a continuar haciendo permanentemente».

Luego de más de tres meses apostando por la vida, Cuba da sus primeros pasos hacia la nueva normalidad, que exige de todos un comportamiento responsable, para que el día cien de esta batalla marque el inicio del camino a la recuperación y no del retroceso de tantos esfuerzos. Con la disciplina de abanderada, la Mayor de las Antillas pudo contener la epidemia y podrá también recobrar su ritmo vital.

 

Please follow and like us:

Publicado Por: Granma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez − cinco =