La Habana: qué sería de mí sin tus besos

Qué sería de mí si no existieras mi ciudad de La Habana; si no existieras mi ciudad de sueños, en claridad de espuma edificada. Y qué sería de mí sin tus portales, tus columnas, tus besos, tus ventanas…

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez − 1 =