La Habana: una reapertura responsable para contribuir a la economía

Cuba, y por tanto La Habana, tiene que producir, dar servicios, importar y exportar, e incluso retomar poco a poco el turismo, pero con responsabilidad, las medidas aplicadas en la capital durante la presente etapa de transmisión autóctona limitada contribuyen a ello.

Luis Antonio Torres Iribar, presidente del Consejo de Defensa Provincial en La Habana, informó durante la reunión diaria del órgano que después de siete meses de enfrentamiento a la pandemia también se impone la necesidad de producir para seguir atendiendo las necesidades del país e incorporar a todas las personas posibles a esta tarea.

Cada medida tiene un aseguramiento detrás para poder cumplirse, sobre todo las más complejas como las relacionadas al transporte, dijo.

Para la etapa actual se aprobó eliminar un grupo de prohibiciones, mantener otras, como la aplicación del decreto 14 que multa a aquellos ciudadanos que incumplan con las medidas sanitarias, y otras se flexibilizan.

Torres Iribar explicó que el enfrentamiento a la COVID-19 ha sido un aprendizaje constante y que el Consejo de Defensa Provincial está preparado y abierto para que, en el supuesto caso de que algún servicio no funcione como se espera, cambiar las disposiciones tomadas.

Recordó a los habaneros que deben actuar con mucha responsabilidad y velar por el bienestar propio, porque no todo recae en manos del Estado, aunque este es responsable por ley, pues las personas tienen derechos a ser tratadas por la salud pública.

Durante la cita se conoció que funcionará el transporte público y se trabaja para dar a conocer la cifra exacta de pasajeros que podrán ir de pie, de igual manera se dijo que los grandes parques funcionarán pero sin las partes de bailable y con las capacidades de cafeterías y restaurantes al 50 por ciento.

Se prevé que del 15 al 20 de octubre se desinfecten y acondicionen los 22 centros educacionales que se están utilizando para centros de aislamiento, con el fin de recibir a los alumnos a principios de noviembre.

Los programas culturales que no conlleven altas convocatorias de personas se empezarán a efectuar y reabrirán los teatros con todas las medidas de precaución, sin embargo los estadios van a seguir funcionando a puertas cerradas, sin público.

No sé abrirán los gimnasios por el riesgo de contagio que representan, pero se podrán hacer ejercicios en la calle, aclararon.

Please follow and like us:

Publicado Por: ACN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =