Nicolás Guillén: nueve décadas de la publicación de Motivos de son

En el aniversario 90 de Motivos de son, joya de las letras insulares y universales, quiero evocar —a través de esta sencilla crónica— un acontecimiento decisivo en el ámbito cultural cubano, protagonizado por el poeta, escritor y periodista Nicolás Guillén (1902-1989), Poeta Nacional de Cuba, y presidente fundador de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

El documental Motivos de son, con guión y dirección del realizador Senobio Faget, registra —mediante imágenes de archivo, y desde una óptica estético-artística por excelencia— la motivación fundamental (la expresión «negro bembón»), que inspiró al joven vate camagüeyano a escribir Motivos de son, que ha sido valorado por la crítica especializada como uno de los mejores poemarios salidos de la pluma del genial poeta agramontino.

La aparición mediática de ese poemario coincide con el auge alcanzado por el son, género musical genuinamente cubano. O sea, ese fue el aporte de la poesía caribeña a la música popular.

Motivos de son cautivó a los principales críticos literarios de la época republicana, e incitó a prestigiosos compositores a musicalizar esos textos poéticos. Tanto fue así, que la primerísima actriz y cantante Rita Montaner (1900-1958) vocalizó el poema «Quririno con su tres», que salió al aire por las ondas de una popular emisora capitalina. Asimismo, otro de los grandes del pentagrama cubano Ignacio Villa, Bola de Nieve, inmortalizó la lírica guilleneana.

De acuerdo con la crítica especializada, esos son «versos mulatos», ya que, en ese momento socio-histórico, la poesía experimentaba un verdadero despegue hacia el posmodernismo, el neo-romanticismo y lo conversacional, que influyeron en la sólida formación poética de Nicolás, con un amplísimo registro lírico.

La principal línea temática desarrollada por los bardos locales giraba alrededor de la ciudad, y concretamente, del solar (o ciudadelas como se les conoce en la actualidad).

La poesía de Guillen percibe al negro no solo desde la vertiente étnica, sino también socio-clasista e ideológica, porque prevalecía, en la sociedad cubana de aquel tiempo, una marcada discriminación racial, de la que el poeta fuera víctima por su condición de mestizo.

Por otra parte, el gran hallazgo que representa el negro para la poesía se debe —sin duda alguna— a la producción intelectual y espiritual de Nicolás Guillén en el campo de la lírica social.

Los expertos en la obra poético-literaria y periodística de Nicolás Guillén, finalizaron sus bien documentadas intervenciones con una frase paradigmática de la doctora Mirta Aguirre (1912-1980): «La poesía negra de Guillén es un triunfo de la música cubana»

Por último, me place rendirle tributo de recordación al doctor Ángel Augier (1910-2010), en el aniversario 110 del natalicio de uno de los más eminentes estudiosos de la vida y la obra de nuestro Poeta Nacional.

 

 

Please follow and like us:

Publicado Por: Jesús Dueñas Becerra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 6 =