¿ Qué representa La Habana para la recuperación económica pos COVID-19?

La Habana,  con más de dos millones de habitantes, constituye el centro económico-social y político del país, dada su condición de capital.

La urbe entró en la llamada FASE 1 pos COVID-19; pero qué representa económicamente la principal ciudad de la Isla, para la recuperación del país tras la pandemia; aunque la trasmisión aún está vigente, según las máximas autoridades epidemiológicas , quienes insisten en la responsabilidad y disciplina ciudadana, para evitar contagios.

En La Habana operan más de 192 mil 500 negocios privados- por mucho, la mayor cifra del país, y su aporte al presupuesto, junto a otros contribuyentes, representa el 43 por ciento de la recaudación de la Oficina de la Administración Tributaria, con respecto al país.

La capital representa entre el 24 y 26 por ciento de las ventas del comercio minorista y de la circulación mercantil, respectivamente, con relación al resto de los territorios de la Isla.

En La Habana operan 260 cooperativas no agropecuarias de las más de 430 existentes en el país, y constituye el segundo destino turístico del país,con más de 12 mil 110 habitaciones en un número superior a las 60 instalaciones.

La capital aporta más del 40 por ciento de la producción industrial del país, y en su territorio se asientan más de 590 empresas, el 33 por ciento de las que cuenta la Isla, y muy superior al número de las entidades con que cuenta Santiago de Cuba y Holguín juntas.

La emblemática heladería Coppelia, reabre sus puertas en la primera fase de recuperación pos-COVID-19, en el Vedado capitalino, en La Habana, Cuba, el 3 de julio de 2020. ACN FOTO/Ariel LEY ROYERO/ogm

La Habana asume el 56 por ciento de las inversiones que se ejecutan en el país. Antes de la pandemia de la COVID-19, la capital prevía ejecutar más de cinco mil 172 mil millones de pesos, de los más de nueve mil 300 millones planificados para el resto del país.

Con relación al presupuesto nacional , entre el 30 y 45 por ciento se concentra en La Habana, y esta última garantiza a su vez alrededor del 40 por ciento de los ingresos del país.

De ahí la importancia de que la principal urbe cubana despliegue al máximo sus potencialidades económicas en las TRES FASES pos COVID-19, sin que ello implique un retroceso en el avance epidemiológico reportado por el país durante los meses más difíciles de la pandemia.

 

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 3 =