Sting y organizaciones indígenas brasileñas piden ayuda a la OMS ante COVID-19

El cantautor británico Sting, junto a organizaciones indígenas brasileñas, pidieron ayuda a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para proteger a los pueblos nativos en la Amazonia frente al coronavirus y erradas políticas del presidente Jair Bolsonaro.

Coordinada por el Frente Parlamentario Conjunto en Defensa de los Derechos de los Pueblos Indígenas, la carta enviada a la OMS insta al organismo que recomiende a los países de América Latina y en especial a Brasil que priorice medidas específicas para garantizar la vida de las comunidades originarias ante la pandemia mundial.

El documento, apoyado por las mayores entidades aborígenes, como la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil, llama la atención sobre la falta de estructura del sistema de salud para garantizar el equipo de protección a los profesionales que atienden a estos pueblos.

La diputada Joenia Wapichana explicó que la misiva, dirigida al director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y que lleva además la firma de la expresidenta Dilma Rousseff, es un llamamiento a la comunidad internacional para que apoye y evalúe la creación de un fondo de emergencia para proteger a los indígenas.

Para el grupo demandante, los nativos (unos 900 mil en el país) se encuentran entre los vulnerables a la contaminación por el coronavirus.

Lo anterior se debe a «las particularidades de su modo de vida, incluida la cohabitación y el intercambio de suministros y espacios», que podrían acelerar la transmisión de la enfermedad y dificultar la aplicación de medidas preventivas, alertan.

También, agregan, pesan las «desigualdades sanitarias preexistentes, con la alta prevalencia de enfermedades y dolencias que las hacen más susceptibles de complicaciones».

Los signatarios del documento denuncian asimismo al gobierno de Bolsonaro por establecer, en medio de la calamidad sanitaria, una medida que permite las invasiones de tierras indígenas por parte de agricultores y explotadores de maderas, lo cual está prohibido por la Constitución.

Critican la insuficiencia de las medidas de apoyo a las comunidades, que implican el desplazamiento de las aldeas a las ciudades en las cuales hay transmisión comunitaria del patógeno.

Alertan que reina de igual modo la invisibilidad de los nativos que viven en las ciudades en los informes epidemiológicos relacionados con el virus.

Últimos datos del Ministerio de Salud revelaron que seis indígenas fallecieron por la COVID-19 en Brasil, donde 105 se registran infectados. También se detectaron casos en otros países amazónicos, como Colombia y Perú.

Please follow and like us:

Publicado Por: Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez + Once =