Tenacidad y mucho corazón

Si bien es cierto que el bloqueo económico, comercial y financiero de los gobiernos estadounidenses hacia Cuba, frena nuestro desarrollo, también es una verdad como un templo que en nuestro país, la salud pública sigue siendo una conquista de la revolución, derecho al que no renunciaremos, y si usted busca  en la historia el esfuerzo y entrega de los profesionales de la salud a las causas justas junto a su sacerdocio como centinelas de la vida, coincidirá conmigo, que somos un pueblo de gladiadores.

En cada cuerpo de guardia, lo mismo en las montañas que en las ciudades, en otras naciones, hay siempre manos y corazones cubanos para que otros corazones y manos edifiquen un mundo mejor.

Por eso, cuando me piden hablar de entrega, desempolvo vivencias, conocimientos de especialistas que comparto a través de este escrito a los lectores de nuestra página web. Uno de esos ejemplos lo constituye el Instituto de Gastroenterología, entidad que obtuvo recientemente la Acreditación como Centro de Excelencia en la especialidad.

Teniendo como premisa esa información, dialogué con la doctora Caridad Ruenes Domenech, directora del mencionado Instituto.

Periodista: Significado de la Acreditación.

Doctora: Es un eslabón importante para que la medicina que se brinde en todos los escenarios sea de la calidad que nos está pidiendo nuestro sistema de salud, además de influir positivamente en la formación de los recursos humanos que  necesita la especialidad.

Periodista: Cuándo se habla de formación de recursos humanos, ¿se incluyen otras áreas del saber humano?

Doctora: Es indispensable la intersectorialidad en salud, una relación intensa con los diferentes niveles de salud, porque la base de las enfermedades pueden prevenir, diagnosticar y tratar en la Atención Primaria de Salud (APS), dígase Consultorio del Médico y Enfermera de la Familia y en las policlínicas. También vamos a estar dispuestos para todos los pacientes que requieran de profundos estudios a través de equipos de altas tecnologías.

Periodista: Usted se refiere a resonadores magnéticos, sustancias, insumos de altos precios en el mercado internacional, escenario donde Cuba encuentra escollos para la adquisición de los mismos, ¿qué hacer?

Doctora: A pesar de todos los intentos que realiza la administración estadounidense para impedir el desarrollo de la medicina cubana y en particular  la Gastroenterología, una especialidad costosa por los equipos que utiliza, nosotros, en Cuba, hemos crecido y encontrado alternativas para  darle a nuestros pacientes, servicios necesarios y de alta calidad. Nuestra misión consiste en eso, cuidar la salud digestiva de la población, ver lo satisfechos que egresan del Instituto cuando palpan que tienen mejor calidad de vida, para nosotros es un premio, es cierto que tenemos carencias, dificultades, pero no nos amilanan, ahí están la tenacidad y el corazón, valores que rompen el bloqueo

Así es, así será, porque en la salud pública cubana late fuerte aquel pensamiento de Martí que expresa y cito: “…es la medicina como el derecho, una profesión de lucha…”.

Please follow and like us:

Publicado Por: Xiomara Pupo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =