Tributa Embajada de México homenaje a artistas insulares

La Embajada de los Estados Unidos Mexicanos en la capital de la mayor isla de las Antillas, entregó la distinción al Mérito Cultural a la primera bailarina Viengsay Valdés, al maestro Alberto Méndez, Premio Nacional de la Danza, y al licenciado Reinaldo Méndez, director de Cultura del municipio de La Habana Vieja.

La actual subdirectora artística del Ballet Nacional de Cuba (BNC) ha brillado con su arte único e irrepetible, en los cinco continentes, y ha sido artista invitada de numerosas galas, compañías y festivales en numerosos países del orbe, según destacó el funcionario de cultura durante una gala que tuvo lugar en la plaza de la Catedral de La Habana.

Con.la dirección del maestro Hugo Oslé, la academia de canto interpretó temas populares en la ínsula tropical como La victoria, La paloma, Te doy una canción, Habanera tú, La bella cubana y escenas de Cecilia Valdés, la zarzuela más internacional de Cuba, una de las piezas emblemáticas del maestro Gonzalo Roig.

La soprano Dayris Álvarez fue una vibrante Cecilia en esa obra de culto en el país, inspirada en una novela romántica y costumbrista de la autoría de Cirilo Villaverde, con un argumento que refleja La Habana colonial en el siglo XIX.

A La Habana se le dedicaron diferentes canciones, ya que la capital cubana acaba de cumplir cinco siglos de su fundación.

La primera bailarina, actriz y cantante, Zenaida Armenteros, Premio Nacional de Danza, se unió a la compañía Okantomí para interpretar la habanera En el claro de la Luna, de la autoría del poeta y cantautor Silvio Rodríguez.

Durante la cita, también se le entregó a Viengsay Valdés la distinción Gitana Tropical, que concede anualmente la Dirección Provincial de Cultura de la Ciudad Maravilla a quienes contribuyen al desarrollo de la cultura cubana.


En declaraciones a la prensa nacional, la bailarina expresó, con no disimulada emoción: «quisiera expresarle mi mayor agradecimiento a quienes aprecian el arte y a todas las organizaciones involucradas en un acto tan lindo, para mí es un grandísimo honor recibir este premio y sobre todo dedicárselo a todas aquellas cubanas también heroínas de la danza que hoy tenemos en Cuba».

Para concluir la gala, los danzantes Katherine Ochoa y Roque Salvador, del BNC, bailaron la obra Muñecos, del coreógrafo Alberto Méndez, con la cual obtuvo el Premio de Coreografía en el II Concurso Internacional de Ballet de Tokio, en 1978.

Una vez más, la magia de los muñecos que cobran vida a la luz de la luna conquistó el corazón de los espectadores, quienes se detuvieron a apreciar una obra que ya deviene un clásico de la danza cubana.

El doctor Fernando Rojas, viceministro de Cultura, y el embajador de Rusia en Cuba, Excelentísimo Señor Andrei Guskov, asistieron a la ceremonia protagonizada por la Academia de Canto Mariana de Gonitch, la agrupación Okantomí y el BNC

Please follow and like us:

Publicado Por: Jesús Dueñas Becerra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =