Una emisora muy querida por el pueblo camagüeyano

Hoy se cumplen 63 años de la salida al aire de Radio Cadena Agramonte. Ha sido un tiempo para forjar y contar tantísimas historias.  Y es que la Radio, pese a la competencia que le hace no ya tanto la Televisión, sino Internet, sigue siendo, en palabras de José Ignacio López Vigil, un vehículo todoterreno.

 

Los últimos meses lo han confirmado, y como sucede con cada uno de los seres de este planeta, la pandemia de la Covid-19 también trastocó los quehaceres radiales. Por eso, este 9 de junio, no habrá maratón, ni cake, ni el encuentro pactado con los oyentes. Hoy, Cadena Agramonte celebra su sexagésimo tercer cumpleaños como han debido hacerlo muchos: desde casa, pero con una certeza: la de haberse hecho más profesional.

En horas tempranas de este día feliz para los agramontinos, la salutación llegó desde una emisora hermana, Radio Progreso, en las voces de un antiguo trabajador Himmy Elicer Guerra, una querida actriz y locutora Arletty Roque, y la directora de la Onda de la Alegría, Anabel Candelario.

Durante todo el día de seguro Radio Cadena Agramonte continuará recibiendo todo tipo de felicitaciones y abrazos desde la distancia. He aquí un poco de su Historia:

El 9 de junio de 1957 surgió en la ciudad de Camagüey, Radio Cadena Agramonte, para acompañar en el dial agramontino a la CMJK La Voz de El Camagüeyano, y su onda corta, la COJK; CMJC Cadena Camagüeyana de Radio; CMJA Cadena Camagüeyana; Radio Legendario; CMJW La Voz del Pueblo; CMJF Radio Camagüey: Radio Cuba; CMJQ en Nuevitas y la CMJI de Florida.

La calidad que Camagüey mostraba en su dial, «Radio Cadena Agramonte, desde la cuna del Bayardo..» con transmisores en Camagüey y Ciego de Ávila, se apoderó inmediatamente del corazón del pueblo. A principio de los años sesenta del pasado siglo se escuchaba con el tema de Cuba, que linda es Cuba, de Eduardo Saborit, esta identificación, primero en la voz de Mario Crespo Fuentes y después en la de Francisco López Escobedo. A partir de 1974, con el tema musical El Mayor de Silvio Rodríguez, y arreglos del maestro Miguel Patterson. la voz del locutor Francisco López Escobedo ha surcado el éter hasta nuestros días para anunciar la permanencia en el dial de «Radio Cadena Agramonte desde la cuna del Mayor…»

El dinamismo estaba dado por el ritmo y el tono, que rompía con la tradición habitual. Una locución muy arriba sin ser feriada, viva, alegre. En esta emisora surgió, uno de los mejores locutores del país. César Arredondo llegó cuando todavía se respiraban los aires fundacionales y se convirtió allí en un sobresaliente locutor de la discoteca.

Con el triunfo de la revolución y la creación en 1962 del ICR, Radio Cadena Agramonte se había ganado el derecho y se convirtió en la radioemisora provincial de Camagüey, con una potencia capaz de cubrir el actual territorio de las provincias de Ciego de Ávila, Camagüey y algo más… Ya en 1985 tenía en antena poco más de 33 000 W de potencia.

Hasta 1969 la programación era preferentemente informativa, musical y variada, con programas dirigidos a los niños, las mujeres, los campesinos, los jóvenes. A partir de esta fecha se vistió de largo al comenzar a producir sus programas dramáticos en forma de novelas, históricos seriados y no seriados, policíacos, teatros y cuentos. Después se sumarían programas informativos y variados con dramatizaciones. La primera obra grabada y transmitida fue un serial de doce capítulos dedicado a José Martí.

Si algo es justo destacar es el magnífico equipo técnico de Radio Cadena Agramonte a finales de la década de los años sesenta, donde se destacaban los grabadores Raúl Fortes Prendes (fallecido), Francisco Canela Ciurana y Enrique Blanco. Los musicalizadores Benito Lacal León (fundador), Manolo Álvarez Arocha y Ana Elvira Ávila, y los realizadores de efectos Byron Villanueva y Enrique Muñoz, este último fallecido prematuramente. Imposible no mencionar a los casi siempre anónimos operadores del control maestro. En este caso cuatro apellidos: Romero, Agüero, Sosa y Abad, para cuatro nombres muy queridos: Raúl, Oscar, Adalberto y Manolo, estos dos últimos ya fallecidos.

A partir de los años primeros de la década de los setenta la programación informativa comenzó a fortalecerse. Atrás iba quedando el periodismo de «goma y tijera» en alusión a los recortes de periódicos que leían los locutores a título de noticiero. Por cierto Homero de Dios me confesó que Mario Crespo y él estuvieron diez años haciendo el noticiero leyendo directamente las noticias de los periódicos, recortadas y pegadas sobre una hoja e intercalando Además del noticiero estelar, que aún se mantiene a las seis de la tarde se incluyó un resumen al cierre y «A primera hora», al iniciar la programación. Ya para finales de la década, una gran revista informativa «Hoy», en horas de la tarde y antes de la novela cubana. La revista fue inaugurada por Luis Orlando Pantoja. El resto lo constituían boletines que se transmitían cada una hora y los trabajos de géneros que enriquecían los programas variados. Además de las noticias que traían los propios periodistas, entre ellos Pedro Paneque Ruiz, se recibían las informaciones por vía telefónica que ampliaban el espectro de los reporteros de las radioemisoras locales y los corresponsales que tenía la cadena radial en toda la provincia.

Al igual que el resto de las radioemisoras de provincias y municipios, fue en 1976, con la llegada de las primeras consolas Beag y grabadoras húngaras Radio Cadena Agramonte dio un salto tecnológico apreciable.

Cadena Agramonte transmitió por vez primera veinticuatro horas diarias. Por la madrugada emitía un programa dirigido a los centrales y a los hombres de la zafra en general.

La programación dramática, con un sello de calidad reconocida, amplió sus opciones. Además de la novela cubana, la internacional adaptada, el seriado histórico y la novela policíaca, la radioemisora incluyó los seriados de aventuras y el cuento, el teatro y el histórico no seriado, de forma semanal. A ello se unieron los programas infantiles con niños y con el apoyo de actores y actrices.

«Zafra musical» y «Miscelánea», programas con casi cincuenta años aún se mantienen batiendo el récord de audiencia, bien podrían considerarse clásicos de la radio por sus aportes a la cultura comunitaria. «Zafra musical» fue creado por un locutor que primero lo fue de la emisora Radio Camagüey y CMJC. Servando Hernández Yánez, ya fallecido, era parte del selecto grupo de profesionales de la voz de Radio Cadena Agramonte. En cuanto a «Miscelánea», fue inaugurado por Francisco Rivero, que tenía una forma peculiar de despedir el programa: «Les hablé yo». Posteriormente, y hasta nuestros días, lo ha identificado la voz de Rafael López Álvarez.

En 1968, en ocasión de crearse la Columna Juvenil del Centenario salió al aire «Camagüey año l», dirigido a los muchachos de esta valiosa avanzada productiva. Estuvo en el aire durante treinta y cinco años.

De igual forma se transmitía los conciertos de la Orquesta Sinfónica de Camagüey bajo la dirección del gran músico y amigo –que se nos fue prematuramente–, el maestro Jorge Luis Betancourt, desde la sede en la calle Finlay, y las noches de la trova, desde su casa en la calle Cisneros. El programa «Mural campesino», a su vez, recorría las cooperativas. Una radio culta, dinámica, representativa, sin dejar de tener la distinción y popularidad que siempre la diferenció y la hizo genuina.

La ciudad de Camagüey siempre se caracterizó por el aporte de talento para la radio nacional. El director, Luis Manuel Martínez Casado, las actrices Parmenia Silva y Elvira Cruz, los locutores José Armando Vidal, Roberto Canela, César Arredondo y Laureano Céspedes Hernández, el director Pablo Verbyski, tambien las actrices y actores Fidel Pérez Michel, Héctor Echemendía, Elsa Blanco, Yolanda Esteban, Norma Reyna, Osvaldo Rojas; los profesionales del periodismo Raúl y Elizabeth Noriega Mendoza, Fritz Suárez Silva y Mayra Viera, los narradores deportivos Modesto Agüero y José Luis Basulto; los locutores Fidel Arango de Quesada, José Leandro Rodríguez, Juan Carlos Tejeda y Rody Reyes; la musicalizadora Mérida Aragón y el grabador multipista Ernesto Agüero Boza, todo un elenco de primera clase para operar con éxito cualquier radioemisora.

Otros nombres relevantes de la historia de Radio Cadena Agramonte son los de Fernando Terrón Bolaños, Mario Crespo Fuentes, Rogelio de Armas Valdés, Homero de Dios Suárez, Isidro Ramírez, Benito Gil Lacal, Francisco Canela Ciurana, Filogenio Sánchez, que junto a José Luis Cadenas, César Arredondo, Jaime Velasco, Jorge Luis Canela Ciurana, Francisco López Escobedo y Esteban González Ortiz, entre otros, son protagonistas de los primeros capítulos de la gran obra. Todos en su conjunto dejaron una huella imborrable y sembraron la semilla que germinó en árbol frondoso. Árbol que las generaciones que les siguieron han sabido cultivar.

(Tomado de ECURED)

Please follow and like us:

Publicado Por: Radio Cubana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − dieciocho =