Una historia necesaria que contar

El 31 de diciembre de 1958 fue el último día de la dictadura imperialista de Fulgencio Batista y Zaldívar, con su secuela de crímenes y asesinatos. La Revolución liderada por Fidel toca la puerta de su triunfo, sin embargo al acércanos a un somero panorama de lo que en la sociedad aun sucedía durante esa jornada del final de 1958 no puede menos que señalarse que con respecto a la situación educacional, el analfabetismo se suman más de un millón de analfabetos.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =