16 de septiembre: Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono

Como cada año, la humanidad se apresta a celebrar el 16 de septiembre, el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, instituido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en conmemoración a la fecha de la firma del Protocolo de Montreal en 1987.

El documento, precedido por el Convenio de Viena, resulta del convencimiento y confirmación científica del agotamiento de la capa de ozono que a la vez impulsó a la comunidad internacional a concertar un mecanismo de cooperación con el objtivo de adoptar medidas tendentes a su protección y se convierten así en los primeros tratados de la historia de las Naciones Unidas en lograr la ratificación universal

De los acuerdos suscritos hasta la fecha en materia medioambiental queda demostrado que es precisamente el Protocolo de Montreal uno de los más exitosos si tenemos en cuenta que al regular casi 100 sustancias químicas que producen el agotamiento de la llamada sombrilla natural de la tierra o escudo de la vida, propicia la protección de la salud humana, de los animales, las plantas y los ecosistemas.

Estudiosos en la materia refieren que desde la aplicación de lo reglamentado en ese documento liderado por la ONU se ha eliminado alrededor del 99 por ciento de las sustancias que  dañan la capa de ozono, una muestra fehaciente de que sí funciona es que, en los últimos años se percibe la detención de la tendencia negativa observada durante las décadas de los años 80 y 90 del pasado siglo y, mantienen cierta estabilidad los niveles y el grosor de la misma.

Se pronostica que la recuperación de la franja frágil de gas que protege a la tierra de los nocivos efectos de los rayos solares, la radiación ultravioleta hasta los niveles anteriores a 1980 no se producirá hasta 2050 y según expertos, en el 2065 se cerrará el agujero de la capa de ozono, claro está si los países comprometidos con esta causa mantienen sus obligaciones.     

La celebración del Día Mundial del Ozono mueve a sensibilizar a la humanidad en torno al cumplimiento de los calendarios de eliminación de compuestos dañinos como los contempla el Tratado,  entre las que figuran por ejemplo, los halocarbonos, clorofluorocarbonos (CFC) y los hidroclorofluorocarbonos (HCFC) con erradicación completa programada para 2030 en los países desarrollados y en 2040 en las naciones en desarrollo.

Cuba es signataria del Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono (1985) y del Protocolo de Montreal (1987) donde se trabaja de manera conjunta con los organismos de la Admnistración Central del Estado, la Oficina Técnica de Ozono y el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente respaldados por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Asimismo, la mayor de Las Antillas responde con efectividad a la eliminación de las Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono (SAO), resultando las más destacables: la eliminación total de los clorofluorocarbonos (CFC) en la refrigeración doméstica y comercial, la sustitución de esos compuestos en la fabricación de aerosoles farmacéuticos y la supresión total del bromuro de metilo en la fumigación de semilleros de varios cultivos agrícolas.  

Como parte de los objetivos priorizados hasta el 2030 en el país se prevé  la erradicación gradual de los hidroclorofluorocarbonos (HCFC) muy extendidos en la climatización y refrigeración, un reto que exige la búsqueda de gases refrigerantes alternativos no dañinos al medio ambiente y la introducción de nuevas tecnologías

Este es un Día dedicado a la preservación de la capa de ozono por la que todos debemos trabajar muy apegados al Protocolo de Montreal si bien queremos como   señala el lema de la jornada mantenernos frescos a nosotros, a nuestros alimentos  y nuestras vacunas.

Publicado Por: Laudelina Manzano Bell

Periodista de Radio Progreso, que atiende el equipo de redacción del horario despertino para la programación informativa de la emisora de la familia cubana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − quince =