24 de Febrero de 1895, Inicio de la Guerra Necesaria

Tras finalizar la Guerra de los Diez años en 1878 las aspiraciones de independencia del pueblo cubano quedaron frustradas engendrándose así entre los hombres grandes contradicciones y una marcada corresponsabilidad protagónica por el fracaso atribuido a unos y otros.

Para reparar los efectos del divisionismo generados en la contienda iniciada en La Demajagua por Carlos Manuel de Céspedes, era necesario un genio de las dimensiones de José Martí.

La isla estaba llena de peleadores que vieron truncas sus esperanzas, pues tampoco el Pacto de el Zanjón resolvió los dos grandes problemas de la Cuba Colonial: La abolición de la esclavitud y la anhelada independencia.

Liberarse del yugo español se convertía en la prioridad nacional que exigía unidad y organización. El plan de Martí avizora que la Revolución para triunfar debía brotar del país mismo, apoyada por la contribución material de los emigrados y lograrían el desembarco en tierra cubana de los jefes de la Guerra Grande que se encontraban en el exilio, dispersos en las naciones de América.

Así se le vio al apóstol, entonces marchar por Estados Unidos, las islas del Caribe y Centroamérica en busca de la unidad perdida.

La visión del Maestro se asentaba en que la Revolución necesitaba de un Partido Político que dirigiera la Guerra de Liberación Nacional, no solo con documentos y llamamientos sino con bases, expectativas y propósitos.

He aquí un fragmento del lirismo con que el Doctor Eusebio Leal Spengler esboza  a Martí precisamente en la fase aglutinadora en la emigración:”…Sobre esas bases hablaba el tremendo orador, magnifico y persuasivo, maestro insustituible en la tribuna, con aquel timbre de voz preciosa, con aquella agradable intensidad carismática que parecía derrumbar imposibles…”

El ímpetu martiano se va impregnando en la emigración por su poder de convencimiento y el respeto que permitieron ejercer influencia en los líderes militares.

Tal era la convicción del apóstol en torno a la Guerra Necesaria que en conversación sostenida en Nueva York con el novelista cubano por adopción, Nicolás Heredia, éste se manifiesta incrédulo en la realidad del momento, señalando que…Nadie piensa en pelear. Todos se resignan; a lo cual Martí replicó: Recuerde usted lo que le digo. Voy a tener más hombres que fusiles; más brazos que machetes (…) El combustible está hacinado; la mecha arde en mis manos…”

Más adelante Nicolás Heredia,  para la fecha autonomista, increpó…Y cuando empiece la guerra…

“…Mi deber-dijo Martí- será entonces muy sencillo: morir por la que amo. Créame usted…”

Ya en 1894 existían núcleos poderosos de guerreros que bullían secretamente en el subsuelo de la isla; cada una  de las provincias contaba con una docena de hombres que asumía los preparativos de la Revolución.

La estrategia del apóstol de invadir a Cuba con tres embarcaciones de buenos pertrechos parece un hecho; pero el 10 de enero de 1895, una delación conduce al fracaso inesperado de La Fernandina.  

Del fracaso terrible nacieron nuevas fuerzas y el 29 de enero firmó las resoluciones que anticipaban el levantamiento que se hace realidad palpable el 24 de febrero de 1895; a los dos días partió hacia Santo Domingo para reunirse con  Máximo Gómez, y llegar a él;  y él también al campo de lucha.

De este modo, la última Guerra de independencia contra el imperio Español inició con el alzamiento simultáneo de 35 zonas del país el 24 de febrero de 1895 y finalizó el 12 de agosto de 1898 con la entrada de los Estados Unidos en el conflicto bélico en el que si bien España fue derrotada, Cuba quedó bajo la tutela estadounidense.

Elevase ante nosotros la imagen de José Martí, le vemos en la tribuna describir el camino difícil y el destino promisorio de su pueblo. La voz nos llama a reflexionar en los conceptos que forjaron la nación, en el sacrificio de sucesivas generaciones, que no fue ni será en vano.” Eusebio Leal Spengler.

Publicado Por: Laudelina Manzano Bell

Periodista de Radio Progreso, que atiende el equipo de redacción del horario despertino para la programación informativa de la emisora de la familia cubana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 19 =