Alain y el compromiso del equipo cubano sub-23 de béisbol

El cienfueguero Alain Álvarez no está sorprendido por su designación como mánager del equipo nacional sub-23 de béisbol.

En definitiva lleva tiempo trabajando con el núcleo principal de peloteros de esta categoría y ciertas coyunturas podían colocarle en el puesto de mando en algún momento.

Así ha sido. La designación de Armando Jhonson para dirigir el equipo élite de la Isla hizo que le trasladaran el cargo, lo cual recibe con regocijo y mucha responsabilidad.

Alain participó en la preparación de los equipos asistentes a los I Juegos Panamericanos Júnior de Cali 2021 y al reciente certamen panamericano de Aguascalientes, en México. Ahora la tarea es más dura porque delante está el campeonato mundial en Taiwán.

«Este es un compromiso muy grande, contra equipos de superior nivel a los que hemos enfrentado anteriormente. Tenemos un buen grupo de muchachos y de entrenadores», afirma pausado, como casi siempre se muestra dentro y fuera del terreno. 

«Nuestro renglón más importante es el pitcheo, así se ha comportado en los ultimos años. De hecho, tenemos tres tiradores contratados que serán claves en el resultado. La defensa también se ha comportado bien y estamos tratando de hacer un equipo más ofensivo para poder producir más carreras», señala como diagnóstico y reto a la vez.

Recordó con elogios sus experiencias en los equipos de dirección anteriores, liderados por Eriel Sánchez y “Mandy” Jhonson. Sobre este último expresó que «es una persona muy conocedora, un sabio del beisbol, aboga mucho por la disciplina, muy paciente. La experiencia junto a un mánager de tanta experiencia en series nacionales y con selecciones de estas categorías nutre y va haciendo un compendio final para obtener un mejor comportamiento».

Interrogado por las presumibles causas de su designación, tomando en cuenta que en la pasada serie nacional no obtuvo buenos resultados con el elenco de la Perla del Sur, estimó que «se trata de resultados anteriores, de una secuencia de trabajo en la categoría sub-23 años, cuando encaminamos un nuevo ciclo con Cienfuegos. Aquel grupo sumó algunos resultados, aunque según nuestro criterio no llegó a estar listo para discutir un campeonato. Este año se nos “desmanteló” el equipo y no tuvimos tiempo de rearmar el grupo».

El profesor confirmó que la labor de scouting hacia los rivales se pondrá en marcha en breve, y sobre todo cuando comiencen a obtener detalles de los rósteres.

«El deseo es ganar y acabar de dar un alegrón al país con la medalla de oro. Sin embargo, vamos a pensar en una presea primero y ya veremos en el camino lo que nos deja la competencia. Los atletas deben saber que el camino es largo y hay que llegar hasta el final», apuntó  

«La base del equipo está, pero hay otros atletas que tuvieron muy buen resultado ofensivo en la serie nacional sub-23 que se incorporan al grupo. La selección no debe diferir mucho de lo que hemos visto en el ciclo, aunque llevaremos al campeonato a quienes mejor estén en ese momento», señala antes de afirmar que el receptor matancero Andrys Pérez se mantendrá como timonel.

El diálogo con algunos periodistas, en el Estadio Latinoamericano, concluye con una mirada introspectiva… «Soy una persona tranquila, organizada, por eso este tema de la dirección. El trabajo dentro del campo y el descanso trato de llevarlos a la orden. Eso me ha permitido avanzar en lo profesional. Como director he tenido que hacer ajustes, uno empieza con una línea, va aprendendo de otros, va tomando experiencias y modificando su estilo de dirección. Ahora soy más pausado, más analítico, confío mucho en la sabermetría, escucho a los que me rodean aunque después deba tomar las decisiones. Me gusta escuchar porque de todos aprendemos».

Publicado Por: JIT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 + 9 =