Barbados 1976, historia alrededor abominable de un crimen

Fue idea del propio artista: Lorenzo Jardines Pérez,   de marcar la casa punto que resultase más próximo a la vida de aquellos que no pudieron regresar a reunirse con los suyos, aquel seis de octubre de 1976. Tendría que elaborar intensamente y diseñar y producir las tarjas que eternizarían los rostros y los nombres de cinco santiagueros convertidos en mártires por el atentado al avión de cubana en Barbados.

Publicado Por: Orlando Ocaña Gómez

Periodista, Corresponsal de la emisora Radio Progreso en Santiago de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Trece − 8 =