Bloqueo, eje central de la política de Estados Unidos contra Cuba

El bloqueo económico, comercial y financiero que impone Estados Unidos a Cuba desde hace más de seis décadas, recrudecido en los últimos años, se mantuvo como eje central de la política contra la isla durante 2022, cita un despacho de Prensa Latina.

Sus efectos acumulativos y consecuencias provocaron una situación de desabastecimiento de alimentos y productos básicos, así como dificultades en la generación eléctrica, entre otras afectaciones que obligaron al país a realizar esfuerzos adicionales y erogar recursos para enfrentar estos problemas.

La escasez y las dificultades que genera son fenómenos que a menudo no pueden ser cuantificados, pero tienen un impacto innegable en la vida cotidiana del pueblo cubano, y constituye el principal obstáculo para el desarrollo del país, sobre todo a partir de las medidas adicionales impuestas durante el gobierno republicano de Donald Trump (2017-2021).

Tales disposiciones permanecen vigentes en su mayoría como continuación de la política de máxima presión de Washington contra la nación caribeña, a pesar de las promesas de campaña del actual mandatario demócrata Joseph Biden.

De acuerdo con el más reciente informe sobre el impacto de esas sanciones, de agosto de 2021 a febrero de 2022 las pérdidas ocasionadas se encuentran en el orden de los tres mil 806 millones de dólares, un monto récord histórico para un período reducido como ese.

Durante los 14 primeros meses de la gestión del presidente Biden, los perjuicios del cerco estadounidense contra la isla ascienden a seis mil 364 millones de dólares, lo cual significa más de 15 millones de dólares diarios en daños.

Esas disposiciones mostraron su crueldad especialmente en el contexto de la crisis multidimensional global, agudizada por la pandemia de Covid-19, y ante eventos ocurridos en Cuba como la explosión del hotel Saratoga, de La Habana, en mayo, y el incendio en la base de supertanqueros de Matanzas (agosto), o el azote del huracán Ian (septiembre) al territorio occidental de la isla.

La injusta y arbitraria inclusión de Cuba en la lista unilateral del Departamento de Estado sobre supuestos países patrocinadores del terrorismo, agrava la situación, pues restringe las exportaciones, elimina la obtención de créditos de instituciones financieras internacionales y limita el otorgamiento de ayuda económica, entre otras consecuencias.

EL MUNDO CONTRA EL BLOQUEO

A principios de noviembre, Cuba presentó por trigésima ocasión desde 1999 ante la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU) el informe contra esa política, cuyos daños durante seis décadas de aplicación ascienden, a precios corrientes, a 154 mil 217,3 millones de dólares.

Esto significa un billón 391 mil 111 millones de dólares, tomando en cuenta el comportamiento del dólar frente al valor del oro.

La resolución Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba recibió, como en las anteriores ocasiones, el respaldo de una abrumadora mayoría de la comunidad internacional.

Esta vez 185 naciones votaron por el cese de las medidas coercitivas unilaterales de Washington, frente a la oposición de esa potencia norteña y su aliado incondicional, Israel; mientras Brasil y Ucrania se abstuvieron.

En los debates, correspondientes al 77 período de sesiones de la AGNU, varios jefes de Estado y de Gobierno, así como representantes de organizaciones internacionales se pronunciaron por el levantamiento de esa política, a la que calificaron de injusta, genocida y contraria a los principios de la Carta de la ONU y el derecho internacional.

El canciller Bruno Rodríguez expresó en esa reunión: “El pueblo de Cuba merecer vivir en paz. Cada familia cubana viviría mejor sin bloqueo. Estados Unidos sería un mejor país sin el bloqueo a Cuba. El mundo sería un mejor lugar sin bloqueo”.

SOLIDARIDAD CON CUBA CRECE

Frente a las pretensiones de Washington de asfixiar la economía cubana, parlamentos, personalidades, figuras de gobierno, así como representantes de movimientos de solidaridad y de organizaciones diversas y cubanos en el exterior, incluido Estados Unidos, también levantan sus voces solidarias.

Un ejemplo de ello es el activismo permanente de la iniciativa Puentes de Amor, encabezada por el cubanoamericano Carlos Lazo, junto a The People’s Forum, Code Pink y otras agrupaciones, que coordinan el domingo final de cada mes movilizaciones de respaldo a esta nación antillana, a las que se suman cientos de personas en decenas de ciudades de varias latitudes.

Esta solidaridad se refleja en la recaudación y envío de donativos (insumos hospitalarios, medicamentos, alimentos) recabados entre personas de buena voluntad y cubanos residentes en el exterior.

Recientemente, eurodiputados, organizaciones solidarias y cubanos que hacen vida en el viejo continente ratificaron desde el Parlamento Europeo que la isla no está sola en su lucha contra el bloqueo.

En el foro Dejen vivir a Cuba: terminen el bloqueo, convocado por el grupo de La Izquierda en la Eurocámara, diversas voces se alzaron para rechazar el objetivo de Washington de aplicar su unilateral política a empresas, bancos y ciudadanos de ese espacio geográfico.

Igualmente en Berlín, Alemania, se realizó en noviembre el Encuentro de Cubanos Residentes en Europa (ECRE) del 2022, con una agenda que incluyó la lucha contra el cerco estadounidense y el fortalecimiento de los lazos nación-emigración.

Asimismo, el apoyo de gobiernos y pueblos como los de Venezuela y México, fue especialmente significativo frente a accidentes de gran magnitud y desastres provocados por fenómenos climáticos que golpearon a la isla en 2022.

Desde esas naciones se estableció en pocas horas un puente aéreo y marítimo que trajo a esta nación antillana toneladas de insumos médicos, alimentos, equipos, así como fuerzas especializadas.

Pese al manifiesto rechazo mundial, Estados Unidos esgrime múltiples pretextos para justificar una política que moral, legalmente y frente al Derecho Internacional no tiene sustento, afecta a todas las esferas de la vida nacional y especialmente a las familias cubanas.

Publicado Por: Radio Progreso

Radio Progreso es la emisora de radio cubana en idioma español. Fundada el 15 de diciembre de 1929, ofrece desde entonces programas musicales y culturales. El eslogan de Radio Progreso es La Onda de la Alegría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − uno =