Control, palabra clave: ¿Cómo enfrentar los precios abusivos y especulativos?

Zenaida lleva más de dos horas en la cola del pan. A sus 84 años sabe los riesgos de estar en la calle, debido a la compleja situación epidemiológica que vive la capital. “Dos horas llevo esperando para comprar el pan de libreta que para colmo está pésimo, muy malo”, la octogenaria añade que la mala calidad del producto es en cualquiera de los turnos de trabajo.

Un poco más rezagada en la larga cola que se congrega fuera de la panadería Pinos Pan se encuentra María Eugenia Rodríguez. Para ella el pan de la libreta y el liberado no tienen diferencia “los dos son ácidos, no tienen grasa, están mal cocinados”, sin embargo considera que las torticas están bastantes buenas, ella las compra para su abuela.

La demora en la cola y la aglomeración de personas fuera del establecimiento tienen una simple explicación para Juana Pérez vecina de Arroyo Naranjo, municipio donde se ubica esta panadería.“No puede haber una sola empleada en el mostrador -alerta Juana-, además esa persona te da el pan con la misma mano que coge el dinero y la libreta, eso no es correcto, ni higiénico”.

En general, los comentarios recogidos por Cubadebate de los clientes asiduos a la Panadería-Dulcería Pinos Pan, ubicada en el municipio de Arroyo Naranjo muestra las insatisfacciones con la calidad de los servicios que brinda el establecimiento. De manera sorpresiva, un grupo de la Dirección Integral de Supervisión y Control (DISC) de La Habana visitó el lugar y detectó violaciones de normas tipificadas en el Decreto 30 del 2021 sobre las “Contravenciones personales por violaciones de la política de precios y tarifas”.

“Las principales violaciones detectadas en la panadería son las infracciones de norma en los productos ofertados, ya sea en el pan de 100 gramos y en la tortica de 25 gramos. Se realizaron una serie de muestras y salieron bajos de peso, por lo que violan el decreto 30”, dijo Denis Bocourt Valdagí, jefe de grupo de DISC de la capital.

Ilegalidades en el peso de la tortica de la panadería (Pinos Pan). Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

El funcionario añadió que los panes no tienen la textura y la consistencia adecuada, y aún así fueron encontrados en las áreas de venta. Por esta razón, en primera instancia “se le aplica a los infractores las multas con una cuantía de 8 000 a 10000 pesos como corresponde de acuerdo al decreto 30 artículo 7 inciso B”, precisó Bocourt Valdagí.

Estas no fueron las únicas violaciones. Los inspectores al entrar a la zona de elaboración detectaron “un individuo que salía con una cubeta, tentativamente pensamos sea de harina. Este sujeto se dio a la precipitada”, relató el jefe de grupo de la DISC, además se contabilizaron 1 260 panes de 100 gramos disponibles para la venta, cuando solo estaban autorizadas 500 unidades a
producir. “La diferencia que asciende a 760 no está respaldada por la Unidad Básica”.

Ilegalidades en el peso del pan de la panadería (Pinos Pan). Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Hasta este punto fueron sancionados con cuantías de 8 000 pesos, “la contadora, porque debía velar que se apliquen de manera correcta las normas y la administración por ser la máxima responsable”, dijo el funcionario de la DISC.

La viceministra de Finanzas y Precios, Lourdes Rodríguez Ruiz, explicó en la Mesa Redonda que el Decreto 30 fortalece el rigor del enfrentamiento a las indisciplinas e ilegalidades que se manifiesten en materia de precios y tarifas, un aspecto que consolida los objetivos principales que en materia de precio están previstos en la Tarea Ordenamiento.

Este establecimiento no sólo violaba el decreto 30, sino que también incumplía el 31 que estipula las infracciones de las medidas sanitarias para la prevención y enfrentamiento de la COVID-19, al tener serios problemas de higiene “colillas de cigarro en las esquinas, vertederos, además la cola no respetaba el distanciamiento físico y la entrada de los trabajadores no tenía los pasos podálicos”, aseguró Denis Bocourt.

Relativo al tema de higiene resultó alarmante que en el mismo almacén donde se guardan las materias primas para elaborar el pan, se encontrara un masa descompuesta que según Olga Iris Figueredo, segunda al mando de la Panadería Pinos Pan llevaba alrededor de cinco días en el establecimiento, por problemas en el transporte que recoge estos desechos “no podemos sacarla
para fuera de la panadería porque los vecinos se quejan del mal olor”, comentó.

Por todos los elementos antes expuestos se impuso una multa de 2 000 pesos de acuerdo con lo establecido en el decreto 31.

Decreto No.30: Enfrentar las indisciplinas y el descontrol

Violación de las medidas de higiene en la panadería (Pinos Pan). Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

El Decreto No. 30 del Consejo de Ministro sobre las “Contravenciones personales por violaciones de la política de precios y tarifas” deroga al Decreto 227 del 1ro. de noviembre de 1997. Entre los aspectos fundamentales que actualiza están las cuantías de las contravenciones, a partir de que se ponen a tono con las realidades actuales: las multas oscilan entre 2 500 y 15 000 pesos.

Este nuevo decreto publicado en la Gaceta Oficial No. 8 Extraordinaria, de 29 de enero de 2021, tiene como objetivo enfrentar las indisciplinas y el descontrol, así como incrementar el rigor de lo dispuesto.

María Josefa Pérez Machado, directora de Inspección del Ministerio de Finanzas y Precios, dijo en la Mesa Redonda que la aplicación de la norma es para las personas naturales relacionadas con la comercialización de bienes y servicios, de forma mayorista o minorista, define cuáles son los precios abusivos y especulativos, establece las cuantías a pagar ante cada infracción, y
determina las autoridades facultadas para imponer las sanciones.

En términos conceptuales, él considera como precio abusivo, aquel cuyo crecimiento esté por encima de un rango razonable, en comparación con productos similares o dentro de la misma familia de productos, y que busca un nivel de utilidad o ganancia desmedida. Por su parte, un precio especulativo es el fijado a productos, principalmente de primera necesidad, superior al establecido por la autoridad competente, vinculado a operaciones de recompra, reventa o ambas, con el objetivo de obtener ganancias.

Denis Bocourt Valdagí, jefe de grupo de la Dirección Integral de Supervisión y Control (DISC) de La Habana dijo que las principales infracciones se han detectado en los productos del agro, la venta especulativa y abusiva de algunos trabajadores por cuenta propia, en bodegas, supermercados y cafeterías. También se han manifestado violaciones de precios en algunos servicios como las barberías y parqueos estatales. “Hemos detectado violación de normas y de la calidad en lugares donde se ofertan comida a la población y en panaderías del Ministerio de la Industria Alimentaria”, acotó el inspector.

Ocultar los productos es una modalidad bastante recurrente entre los infractores. “No ponen el producto en la pizarra y cuando las personas preguntan lo ofertan fuera de la tablilla informativa a precios superiores. En estos casos -señaló Bocourt Valdagí- aplicamos multas severas de 5 000 hasta 8000 pesos”.

La directora de Inspección del MFP detalló en su comparecencia en la Mesa Redonda que se han aplicado 33 229 medidas sobre todo vinculadas a multas y decomisos en el sector estatal. “En cuanto al sector no estatal se han detectado 33 722 violaciones, por lo que se han aplicado 36 357 medidas”, acotó. Por otro lado, Pérez Machado señaló que también se han realizado acciones de control a los precios mayoristas para un total de 7 005 desde el inicio de la Tarea Ordenamiento, en las cuales se han encontrado 5 952 (85%) violaciones y se han aplicado unas 5 305 medidas.

De acuerdo con el Decreto, el pago de las multas se debe efectuar dentro de los 30 días naturales siguientes a su imposición. Transcurrido ese plazo sin efectuarse el pago, el importe de la multa se duplica. Y al pasar los 30 días naturales posteriores a la duplicación de la multa, de no realizarse el pago, la autoridad facultada formula la correspondiente denuncia para dar inicio al proceso penal.

Otro temas cuestionados por parte de la población es el papel de los cuerpos de inspectores. “Existen supervisores que en determinados momentos han optado por conductas inapropiadas, pero no es la política de este cuerpo. Este grupo está diseñado para controlar y hacer valer lo establecido. No obstante, los inspectores se rotan por consejo, actúan en determinados momentos con la provincia que los atiende metodológicamente, aunque no estamos exentos de que algún inescrupuloso permita que lo sobornen”, sentenció Denis Bocourt.

Proteger a la población, el principal objetivo

Bajo gramaje en el peso de los frijoles en la Unidad 1444. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

El grupo de enfrentamiento creado por el Consejo de la Administración Provincial integrado por miembros de la PNR, supervisores integrales de la Dirección Integral de Supervisión y Control, Inspectores Estatales e Higiene Provincial llegó a la bodega 1 444 con sede en Finlay y Varona.

Al realizar la comprobación de pesaje a un cliente, se detectó violación de norma en el producto frijoles y el chícharo. “Se debía despachar 10 onzas por persona, en este caso un núcleo de 7, son 4.75 libras y pesó 3.50, en los frijoles. En el caso de los chicharos igual debían ser 4.75 libras y pesó 3.75. Se procede a restituirle al cliente el peso de los productos y se le impuso una multa a la administradora de 8 000 pesos, por violar el Decreto 30”, explicó Luis Miguel Torres Domínguez, supervisor de la Dirección Integral de Supervisión y Control (DISC) de La Habana.

“Estas medidas han tenido un impacto positivo entre los ciudadanos. Hemos influido en los servicios que se le brinda a la población, ayudando a rectificar precios abusivos y esto las personas lo agradece” dijo el jefe del grupo de la DISC de La Habana.

Existe un puesto de mando donde la población puede llamar para denunciar violaciones de precios y normas. “Dicen la dirección y acudimos, eso ha sido de gran ayuda para nosotros. Estamos en la calle observando cómo se manifiestan todos los servicios, mientras que sigan incidencias negativas actuaremos”, puntualizó.

Sobre este tema, la directora de Inspección del MFP, María Josefa Pérez Machado informó en el espacio televisivo Mesa Redonda que ha sido decisivo para esta tarea las quejas y denuncias de la población sobre violaciones de precios y tarifas. En ese sentido, ejemplificó que en los meses que lleva la Tarea Ordenamiento se han recibido 6 097, de las cuales 5 754 (94%) se han respondido, y de ese porcentaje 4 541 (79%) de las denuncias han tenido razón.

Venta ilegal de productos por Trabajador por Cuenta Propia (TCP). Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Área de preparación del pan en la panadería (Pinos Pan). Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Harina en mal estado en la panadería (Pinos Pan). Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Ilegalidades en el peso del pan de la panadería (Pinos Pan). Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Violación de las medidas de higiene en la panadería (Pinos Pan). Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Please follow and like us:

Publicado Por: Cubadebate

Cubadebate es un sitio web cubano editado por el Círculo de Periodistas Cubanos contra el Terrorismo, en el que colaboran periodistas cubanos y de otras nacionalidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − seis =