Corredor biológico: macizo Guamuhaya

El macizo Guamuhaya es la zona del Escambray  de la provincia de Cienfuegos, que resulta un objetivo de las autoridades del CITMA para hacer de la zona un corredor biológico, a fin de preservar uno de los más importantes ecosistemas sureños.

Desde Tope de Collantes un equipo de especialistas del ministerio de la Ciencia desarrolla acciones, para la conservación ambiental del lomerío, en las tres provincias centrales, específicamente en los municipios de  Manicaragua, Cumanayagua, Fomento, Trinidad y una parte de Sancti Spíritus.

El proyecto Conectando paisajes es nuevo en esta parte del país y se basa en experiencias de la región oriental conectado al corredor mesoameicano, el cual gracias a su extensión nacional terminaron de modelar el ordenamiento en cuatro macizos: Occidente, compuesto por Guaniguanico, Artemisa y Pinar del Río, Guamuhaya, Bamburanao Sancti Spiritus, Villa Clara y Ciego de Ávila, y también Nipe-Sagua- Baracoa, que incluye Holguín, Guantánamo y Santiago de Cuba.

Hacen énfasis a en la atención a la mujer rural y los finqueros; un ejemplo es la finca Las Margaritas, de La Sierrita, una de las 18 de las montañas centrales, esta iniciativa cuenta con el auspicio del Fondo de Medio Ambiente Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y se impulsa en cuatro regiones montañosas de Cuba.

En las que se trata  de conectar esos paisajes montañosos que poseen biodiversidad, a partir de nuevas vías como las fincas forestales, priorizando la vegetación y fauna autóctonas.

Las montañas cubanas son escenarios de  actividades económicas que dependen en gran medida de las especies animales y vegetales, como son las producciones de café, forestal, cultivos varios y ganadería, por lo cual es preciso mitigar los efectos de incendios incontrolados, contaminación, prácticas agrícolas y ganaderas inadecuadas, la minería a cielo abierto y el cambio climático.

Con esos fines, implementan corredores biológicos que propicien la integración de las áreas protegidas con el entorno que las rodean, donde viven las comunidades y se desarrolla la actividad productiva, con ese motivo se  programan acciones de educación ambiental, a fin de integrar los intereses económicos con los conservacionistas.

La protección de los ecosistemas es un puente hacia un desarrollo sostenible y el CITMA de Cienfuegos mantiene un  buen ritmo en tales pretensiones.

Publicado Por: Manuel Varela Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + 16 =