Crisol de la Nacionalidad Cubana recordó trascendentales aportes de Francisco Vicente Aguilera

Destacados investigadores rindieron homenaje en Bayamo, al Mayor General Francisco Vicente Aguilera, una de las más relevantes personalidades de la historia de Cuba, durante el primer día de sesiones del evento teórico Crisol de la Nacionalidad Cubana, en la Fiesta de la Cubanía.

La formación revolucionaria de Aguilera, considerado uno de los hombres más acaudalados de la isla, su vida en el exilio, donde cumplió importantes misiones en pro de la independencia de Cuba, y su muerte, enfermo y pobre en Nueva York, figuraron entre los temas abordados por los oradores.

El patriota bayamés, de cuyo nacimiento se celebra este año el bicentenario, ostentó altos títulos y niveles jerárquicos, conoció Estados Unidos y Europa, fue un hombre de ideas avanzadas, ejerció como abogado en Bayamo, fue síndico de los partidos de Jucaibama, Viramas y Cabaniguán, recordó Damiana Pérez Figueredo, directora de la Casa de la Nacionalidad Cubana.

Idelmis Mary Aguilera, señaló que Francisco Vicente desempeñó un papel principal en la oligarquía bayamesa, fue benefactor de Bayamo, donde impulsó importantes proyectos de modernización y desarrollo, y es uno de los padres fundadores de la nación.

Añadió que entre sus obras figuraron el dragado del río Cauto, la construcción de un teatro y fue copropietario de un periódico.

Francisco Vicente Aguilera, dijo Idelmis Mary, estaba convencido de que para lograr el progreso de Cuba, era indispensable independizarse de España.

Ludín Fonseca García, miembro correspondiente de la Academia de Historia de Cuba, recordó que el hijo ilustre de Bayamo hablaba ya de crear una Confederación Antillana, lo que demuestra la amplitud de su pensamiento.

Subrayó que, a pesar de que falleció en la pobreza, despojado de cargos, recibió una de las más grandes honras fúnebres que dedicadas a un cubano en el emigración, las cuales

En la primera sesión del Crisol de la Nacionalidad Cubana, presentaron el libro Francisco Vicente Aguilera. Mi pluma en la emigración, de Ludin Fonseca García.

Francisco Vicente Aguilera y Tamayo, nació en Bayamo, el 23 de junio de 1821, y falleció en Nueva York, el 22 de febrero de 1877, víctima de cáncer.

Publicado Por: Eugenio Pérez Almarales

Licenciado en Periodismo, siempre fiel a la Revolución Cubana. Actual director del periódico La Demajagua, de la provincia de Granma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 3 =