Denia optimista de cara a próxima temporada atlética

El fuerte sol caribeño se mezcla con rachas de viento que hacen recordar la cercanía del mar. Y allí, en medio del círculo de lanzamientos, Denia Caballero envía un disco tras otro y sus pensamientos “vuelan” hasta la exigente temporada atlética de 2023.

«Estoy muy enfocada. Regresé para llegar a los planos estelares», dice sonriente convocada por JIT con el pie forzado de la medalla de bronce que recibiera hace unos días por su actuación en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, en que había terminado en cuarta posición.

«Tengo una más, otra medalla para disfrutar lo que hago», agrega la campeona mundial de Pekín 2015 y ahora tercera en la cita continental celebrada en la capital peruana, luego de la descalificación por dopaje de la brasileña Andressa Oliveira.

Denia regresó a los entrenamientos después de un año en que, por propia decisión, se mantuvo alejada de todo. En agosto pasado retomó la preparación y de su primera prueba, el IV Campeonato Sénior de Atletismo de Norte, Centroamérica y el Caribe (Nacac) de Freeport 2022, se despidió con medalla de plata.

«Ese resultado me sirvió para confirmar que estoy lista para volver. Con poco tiempo de entrenamiento tiré más de 60 metros (60,46). Era la respuesta que estaba esperando», asegura en medio de un descanso en la pista de calentamiento del Estadio Panamericano de La Habana.

«Me siento muy bien. Llevo 14 años en el equipo nacional y mis entrenamientos se adecuan a la maestría acumulada. Por lógica ya no aguanto las cargas de antes, pero alcanzo la forma óptima mucho más fácil», explica en una conversación de la que también forma parte su entrenador Raúl Calderón.

«Cuando tienes tantos años en el alto rendimiento se necesita menos tiempo para llegar al tope. En el caso específico de Denia hay que insistir más en la fuerza, porque es muy buena técnicamente y eso no se pierde», acota el experimentado preparador.

Denia transita por una etapa de trabajo enfocada en la fuerza máxima, en que como promedio ejecuta entre 100 y 105 lanzamientos diarios con discos de uno y dos kilogramos.

En 2023 necesitará alcanzar picos de rendimiento en varios momentos, pues el calendario incluye varias citas multideportivas y el campeonato mundial.

Los Juegos Centroamericanos y del Caribe de San Salvador 2023 (23 junio-8 julio), el Campeonato Mundial de Atletismo de Budapest 2023 (19-27 agosto) y los Juegos Panamericanos de Santiago 2023 (20 octubre-5 noviembre) resaltan en el itinerario a recorrer.

En el camino habrá, además, fases de la Liga del Diamante 2023 y otros mítines internacionales que tributarán a la puesta en forma para cada momento.

«Hay que planificar pensando en ella y en las contrarias que encontrará», admite Raúl, quien la llevó al estrellato, incluido el tercer lugar en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Denia sabe que no le resta mucho tiempo como atleta en activo y que probablemente sea esta una de sus últimas campañas. Se imponen temas personales, formar familia y tributar al deporte desde otras facetas.

Eso dicta la lógica, pero Denia deja claro que no le preocupa por ahora. «Enfocada en volver…», repite como máxima que guía su camino en la actualidad.

«Me hacía falta tomar un tiempo. Ahora vengo con muchos deseos de victoria. Creo que ese tiempo me ha servido para volver a amar lo que hago», sonríe la mujer que más cerca ha estado en la última década de romper el récord nacional del disco, en poder de Hilda Elisa Ramos (70,88 metros) desde 1982. Su mejor marca de 70,55 metros, conseguida en junio de 2015, así lo confirma.

Publicado Por: JIT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 2 =