Documental con memoria a ser #SiempreLeal

El Canal CubaVisión, de la Televisión Nacional, transmitió no solo las honras fúnebres del doctor Eusebio Leal Spengler (1942-2020), Historiador de La Habana, único e irrepetible, sino también el documental Leal, incomparablemente fiel, producido por los Estudios Mundo Latino y la Oficina del Historiador de La Habana, e inspirado en una frase antológica que le dedicara a Leal el Comandante Fidel Castro Ruz (1926-2016).

En ese emotivo audiovisual, caracterizado —básicamente— por su enfoque estético-artístico, y a través de imágenes de archivo y recientes, que hablan por sí solas, los amantes de la vida y la obra de uno de los más eminentes intelectuales de la pasada centuria, y de las dos primeras décadas del presente siglo, pudieron conocer —por boca del doctor Leal Spengler, de su hijo Javier, así como de varios colaboradores de la Oficina del Historiador, profesionales de las más disímiles disciplinas de la ciencia, artistas y amigos del alma— pormenores relacionados con la fecunda existencia terrenal de quien es —a juicio de su retoño— el cubano más condecorado de la Historia de Cuba, la cual conocía al dedillo y amaba con pasión digna de elogio.

Tanto es así, que recibió varios doctorados Honoris Causa, otorgados por universidades cubanas y extranjeras, pero el reconocimiento más preciado es el cariño, afecto y respeto que el pueblo cubano siente por él, y que no desaparecerá con su ausencia física, porque el doctor Leal Spengler deviene un símbolo de cubanía, de patriotismo.

En la hora y media que duró la proyección de dicho documental, los testimoniantes revelaron aspectos íntimos y públicos de su estrecha relación con el ilustre sucesor del doctor Emilio Roig de Leuchsenring (1899-1964), de cuyo pensamiento antiimperialista fuera fiel seguidor, y por otra parte, destacaron la cubanía, el patriotismo y el amor que el doctor Leal Spengler le profesara a Cuba y a la Ciudad Maravilla, a la que embelleció hasta su partida a la posteridad, aunque él nunca aspirara a ella, sino solo a «ser útil», al igual que José Martí, uno de los grandes paradigmas éticos que condicionaron no solo la formación y consolidación de la carismática personalidad del Historiador de La Habana, sino también la forma de pensar, sentir y actuar de ese cubano inmenso, heredero de las más nobles tradiciones patrióticas y de los rasgos personográficos de los grandes próceres de nuestra patria (desde Félix Varela,  Carlos Manuel de Céspedes, José Martí, Máximo Gómez, Antonio Maceo y Fidel Castro).

Por otra parte, los entrevistados se refirieron —entre otros aspectos de interés— a la religiosidad del doctor Leal Spengler, basada en su fe sincera en el Espíritu Universal, que rebasaba —con creces— el contexto del cristianismo católico, apostólico y romano, para abarcar el ecumenismo más amplio, así como a la elocuencia de su verbo centelleante, que hechizaba a quienes disfrutaban de su oratoria, solo comparable con la de los tribunos romanos.

El doctor Leal Spengler estaba dotado —por la gracia divina y por el ángel lezamiano de la jiribilla— de un talento personal y perseverancia poco comunes; por lo tanto, ha devenido un modelo de la riqueza patrimonial de la carpenteriana Ciudad de las Columnas, en condiciones socio-económicas muy adversas.

Es, además, un prolífico autor de innumerables ensayos literarios y artículos periodísticos sobre historia de Cuba, de América y Universal, que han sido dados a la estampa en la mayor isla de las Antillas y en el exterior. El doctor Leal Spengler poseía una cultura ancha y lejana, como la pampa argentina, y lo identificaba la energía positiva que enviara al universo y este se la devolvía en dones divinos y humanos. Era un hombre capaz de realizar las utopías más inimaginables.

Ha sido el descubridor y re-descubridor durante décadas de nuestra querida Habana, y por ello, merece el reconocimiento eterno de su pueblo, como un hombre que se consagró en cuerpo, mente y alma a la defensa de los valores éticos, patrióticos, humanos y espirituales en que se estructura la nación cubana.

Las características personográficas esenciales, que identificaran al doctor Eusebio Leal Spengler, en cualquier contexto, descansaban en la sencillez y la humildad; cualidades distintivas del genio verdadero, concluyeron.

Please follow and like us:

Publicado Por: Jesús Dueñas Becerra

Jesús Dueñas Becerra. Ejerce como colaborador la crítica artístico-literaria y el periodismo cultural en varios medios nacionales de prensa, en especial, en la emisora de la familia cubana: Radio Progreso. Su actividad fundamental es la crítica de danza y cinematográfica, así como las artes escénicas y las artes plásticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × dos =