Donan alimentos de parcela familiar a centro de aislamiento por Covid-19, en Cienfuegos

La producción de alimentos en pequeñas parcelas,  patios, jardines y solares vacíos, constituyen alternativas de los Comités de Defensa de la Revolución en Cienfuegos y todo el país, que  ante la difícil situación económica y epidemiológica que enfrenta Cuba, extiende los resultados de beneficios para la familia y vecinos, a planos superiores  de solidaridad y humanismo.

Un ejemplo lo constituye el donativo realizado por el cederista  Luis Pileta Gamboa, residente en el barrio cienfueguero de Caonao Sur, al centro de aislamiento ubicado en la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar, de la cabecera provincial.

Con su esfuerzo y la ayuda familiar, en una pequeña área de su patio, Pileta Gamboa cosechó viandas, hortalizas y especias que no dudó en aportar para las personas ingresadas por la COVID-19, para mejorar la dieta alimentaria de pacientes y personal que permanecen luchando por vencer la pandemia y preservar la vida.

De manera voluntaria y altruista, con los cultivado por el improvisado productor,  se han beneficiado sus vecinos sin tener que aportar dinero alguno, pero ahora decidió llevarlos personalmente al centro de aislamiento y con modestia expresó a quienes recibieron la mercancía que sólo era una pequeña muestra de gratitud ante el esfuerzo del Sistema de Salud cubano y a la Revolución por proteger al pueblo del mortal virus.

En la provincia existen varios miles de patios productivos, dos mil de los cuales se localizan en el municipio de Cienfuegos, donde los cederistas cultivan viandas, hortalizas y especias,  para incrementar la dieta hogareña.

Publicado Por: Manuel Varela Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve + seis =