El balonmano juega un buen partido

El resurgir del balonmano en Cuba está ligado estrechamente a la mejoría cualitativa de sus jugadores, entre otros factores que propician el desarrollo, según da a conocer Jit en su sitio digital.

Digamos, por ejemplo, que la contratación de atletas en ligas foráneas de primera calidad ha aportado fogueo y experiencia.

El beneficio de que los nuestros actúen en ligas europeas, epicentro del máximo nivel global, salvo excepciones notables, se expresa en la devolución de jugadores curtidos que a su vez tributan al desarrollo de otros.

Según explicó a JIT el presidente de la federación cubana de este deporte, Franklyn Guevara Balcázar, «de un lado está el desarrollo técnico-táctico y competitivo, dado por la cantidad de partidos de nivel en los que actúan; y por el otro aparece el aporte financiero que se utiliza luego en beneficio del deporte».

«Estos ingresos económicos por el derecho de formación se emplean en la adquisición de recursos necesarios para la práctica deportiva. Además se captan para el financiamiento de las concentraciones de las selecciones nacionales, vitales para mantener y aumentar el nivel», agregó.

Ahora bien, tales contrataciones no se antojan precipitadas por el afán económico, sino que priman elementos deportivos.

«Nuestro interés y estrategia, como parte de la política nacional al respecto, consiste en incrementar el número de jugadores contratados en el exterior, pero considerando en qué ligas o clubes serán insertados», apuntó el también comisionado nacional.

«No se trata de insertar por insertar, sino de hacerlo en clubes donde el jugador sea clave y pueda tener una participación activa en cada partido y competición. Nada hacemos con insertarlos en equipos para que estén en la banca, sin evolucionar competitivamente», reflexionó.

El trabajo realizado aporta buenas evidencias a través de selecciones élites cada vez más competitivas, a las cuales se suma el concurso de atletas no contratados internacionalmente a través de la federación nacional.

El futuro promete nuevas y mayores alegrías de mantenerse esta labor, entre cuyos objetivos aparece la incorporación de todos los balonmanistas dispuestos y en condiciones de tributar al equipo y sus compañeros.

En este momento la cifra de jugadores en clubes profesionales europeos asciende a 18, entre ambos sexos. Predominan en las ligas española y francesa, aunque se aprecian incursiones notables en Portugal, Suecia y Macedonia.

Ello, sin embargo, no conforma a la dirección de nuestro balonmano… «A día de hoy, una gran cantera de jugadores tiene opciones de llegar a estos clubes y destacarse por sus resultados. Para ello trabajamos», afirma Franklyn.

En estos momentos se fraguan otros contratos para el Viejo Continente. Ello demuestra que la estrategia funciona y que los cubanos gozan de prestigio incluso al máximo nivel. A todas luces, la escuela cubana de balonmano está jugando un buen partido.

Publicado Por: Radio Progreso

Radio Progreso es la emisora de radio cubana en idioma español. Fundada el 15 de diciembre de 1929, ofrece desde entonces programas musicales y culturales. El eslogan de Radio Progreso es La Onda de la Alegría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =