El Partido Comunista de China se ha ganado un lugar cimero en la historia de la humanidad

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, líder de la Revolución cubana; el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez; así como otros dirigentes, presidieron el acto que conmemoró el centenario de la fundación del Partido Comunista de China, al cual nos unen entrañables lazos de amistad, solidaridad y colaboración.

“Ningún otro proceso de construcción del socialismo ha logrado rebasar con éxito las siete décadas y ningún otro Partido Comunista ha dirigido un país por tanto tiempo. China y su Partido Comunista han demostrado que es posible proponerse, con soberanía, independencia y profundas convicciones, alcanzar un desarrollo sostenible.”

Díaz-Canel,  reconoció en un mensaje de felicitación enviado al Secretario del Comité Central del Partido Comunista de China, Xi Jinping, al que se dio lectura al iniciar el solemne homenaje realizado en el Palacio de la Revolución.

A través de su fecunda historia, destacó el Jefe de Estado, el Partido Comunista de China ha demostrado capacidad para reafirmarse, no solo ante cada una de las adversidades y retos, sino además en la proyección y el cumplimiento de loables metas.

Tras manifestar su satisfacción por la plena madurez alcanzada en los vínculos existentes entre ambos partidos, “expresada en la confianza política, el intercambio de experiencias, la igualdad y el respeto mutuo”, Díaz-Canel aseguró en su misiva que “la nueva generación de dirigentes cubanos sabremos ser dignos continuadores de la voluntad política y popular que ha acompañado a nuestras relaciones por más de seis décadas, sobre la base de los consensos alcanzados en nuestros intercambios y el compromiso de persistir en la construcción del Socialismo”.

Asimismo, refirió cómo, bajo la dirección de Xi Jinping, se han promovido con determinación la construcción interna del Partido, la lucha contra la corrupción, el combate a la pobreza, el cumplimiento de las “dos metas centenarias” y una política exterior en defensa de una comunidad de destino compartido para la humanidad, de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, el multilateralismo y los principios del Derecho Internacional.

Como un “gran honor”, catalogó Yiwen Zhangh, encargada de negocios de la Embajada de la República Popular China en la nación caribeña, el poder celebrar junto a los compañeros cubanos el centenario de la fundación del Partido Comunista de China, “un día muy importante y dignificado, tanto en la historia del Partido Comunista de China, como en la de la nación China”.

En sus palabras recordó que desde su nacimiento el Partido Comunista de China determinó como aspiración fundamental y misión la búsqueda de la felicidad de su pueblo y la revitalización de esa nación. “Toda lucha, todo sacrificio y toda creación constituyen un solo tema principal: la gran revitalización de la nación”, aseguró.

Los éxitos que se han conseguido a lo largo de estos cien años, valoró, son resultado de la lucha unida de los comunistas, el pueblo y la nación chinos. Mediante la lucha centenaria del Partido, se ve claramente la razón de los triunfos pasados, apuntó.

Tras comentar aspectos trascendentales de la historia y el accionar del Partido Comunista de China, la Encargada de Negocios ratificó que “China fue, es y será para siempre una constructora de la paz mundial, una contribuidora al desarrollo global y una defensora del orden internacional”.

En sus emotivas palabras, destacó la manera en que Cuba se “ha granjeado el respeto y aprecio de la comunidad internacional, interpretado por su vigésimo noveno triunfo en la ONU para levantar la injusta política del bloqueo de Estados Unidos”; y reconoció cómo el recién concluido 8vo. Congreso del Partido “consolida la unidad y la continuidad del proceso revolucionario”.

De manera especial enfatizó cómo, ante la emergencia sanitaria provocada por la COVID-19, “Cuba ha saltado por encima de todos los obstáculos y ha dado productos farmacéuticos y vacunas muy efectivas que harán al pueblo más protegido, lo cual también será un aporte para el mundo”.

En sus palabras, manifestó la confianza de que bajo la dirección de la generación continuadora de la obra de la Revolución, el pueblo cubano superará las dificultades de toda índole. En sus palabras el tributo imprescindible a Mao Zedong, Fidel y Raúl, “grandes líderes revolucionarios, quienes con sabiduría y coraje tomaron la decisión de establecer relaciones diplomáticas”.

En sus palabras, la voluntad renovada de China “de apoyar siempre, sin vacilación alguna, al pueblo cubano en su adopción del camino socialista, concordante con sus propias condiciones nacionales, a fin de promover en común la construcción de una comunidad de futuro compartido”.

En tanto, el miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central, Roberto Morales Ojeda, evocó momentos memorables de la historia de la hermana nación asiática y recordó cómo el 2 de septiembre de 1960, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, ante más de un millón de cubanos reunidos en la Plaza de la Revolución, anunció la decisión soberana de establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China.

Solo la vanguardia política china tuvo capacidad de poner de pie a un pueblo y una nación, cuyos derechos les fueron arrebatados y negados durante miles de años, subrayó. El papel desempeñado por el Partido Comunista en la construcción del socialismo, unido a la infatigable laboriosidad de su pueblo, han propiciado que China cuente con una memoria histórica preservada, experiencias acertadas en el proceso de construcción socialista y una base económica sólida, resaltó.

“Por su fortaleza y por los trascendentales éxitos acumulados a lo largo de este primer siglo de existencia, el Partido Comunista de China, se ha ganado un lugar cimero en la historia de la humanidad”, enfatizó el miembro del Buró Político.

En un contexto internacional cada vez más complejo, marcado por la política agresiva del gobierno de los Estados Unidos, que intenta preservar su hegemonía, reafirmamos el apoyo al principio de “una sola China”, y rechazamos todo intento de intromisión en sus asuntos internos, dijo.

Compromiso, amistad, solidaridad, cooperación, apoyo mutuo y continuidad fueron principios ratificados este jueves, cuando Cuba homenajeó el centenario del Partido Comunista de China, y ratificó su invariable respaldo a la hermana nación asiática y su pueblo.

Publicado Por: Radio Progreso

Radio Progreso es la emisora de radio cubana en idioma español. Fundada el 15 de diciembre de 1929, ofrece desde entonces programas musicales y culturales. El eslogan de Radio Progreso es La Onda de la Alegría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve − 8 =