El pentagrama romántico llora a Manzanero

El pentagrama romántico de habla hispana llora la partida física del compositor, pianista e intérprete mexicano Armando Manzanero Canché. Tras una lucha contra la Covid-19 deja de existir el hombre que durante buena parte del siglo veinte compuso y le cantó al más humano de los sentimientos como pocos lo han hecho.

Algo notorio en ello es que se deben a su inspiración centenares de piezas y todas, sin excepción, devinieron éxitos musicales que las nuevas generaciones siguen cantando. 

A Manzanero empezamos a conocerlo en Cuba a través de la Radio. El emblemático espacio Nocturno, de Radio Progreso, la emisora de la familia cubana, estrenó para nuestro archipiélago sus canciones. La primera de ellas “Esta tarde vi llover” a la que siguieron “Adoro”, “Mía”, “Contigo aprendí” y “Somos novios” que encabezan una lista interminable. 

Otros programas de radioemisoras nacionales también lo dieron a conocer, entre ellos “Sorpresa Musical” y “Festival”, de Radio Liberación. No hubo un rincón cubano, ni emisoras de provincia que dejara de incluirlo en sus repertorios. Los estrenos del genial yucateco se sucedían una tras otra semana. ¿Cuántas abuelas y abuelos de hoy no declararon su amor con una melodía suya de fondo? 

Somos tan dichosos – cubanos y cubanas – que lo tuvimos cercano frente al malecón de nuestra hermosa Habana cuando el 15 de julio de 2018 ofreció un gran concierto único y compartió el escenario con Omara Portuondo y Haila Maria Mompié, entre otros artistas, a quienes le unió una sólida amistad. Fruto de tan profundo afecto nació para alegría de todos, con el sello EGREM, la octava producción discográfica de Haila bajo el título «Con todo respeto Haila canta a Armando Manzanero», fonograma contentivo de once temas del inolvidable compositor. 

Emocionó oír de su voz cuando expresó su alegría de visitar Cuba, lo que calificó de un sueño que desde hace tiempo deseaba realizar. Cuesta demasiado imaginar su partida, tan perenne en los corazones de cubanas y cubanos y de los muchos corazones enamorados del amor, de la vida y de todo lo bello que han palpitado al unísono de sus melodías y del teclado de su piano. 

Sabemos de la inexorabilidad del fin de la existencia física, pero a pesar de todo no nos acostumbramos a esa realidad, aún más cuando se trata de seres que se hacen vida en sus obras, en este caso la música. 

Armando Manzanero ha partido a la eternidad para que las estrellas, hasta las más distantes, tintineen con los acordes de su música. Quienes lo conocieron personalmente afirman que fue un hombre sencillo, modesto, generoso y siempre dispuesto a apoyar a los artistas nacientes. Son virtudes reafirmadas en la obra que nos dejó como regalo eterno porque hizo música para todos los tiempos. Solamente si el amor pereciera – cosa imposible – su música dejaría de escucharse. 

No dejará de haber tardes de lluvia, y en cada una de ellas sentimientos de añoranza. Ilusión y espera de almas enamoradas. Esas tardes lluviosas que llegarán él no estará físicamente, pero en cada gota de agua al salpicar, brotará una nota de sus baladas, boleros y canciones. 

Nuestra Radio en Cuba, conforme al deseo de quienes la escuchan a diario, continuará haciendo actual la presencia de quien para siempre seguirá siendo el excepcional Armando Manzanero.

Please follow and like us:

Publicado Por: Radio Cubana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 6 =