En el recuerdo la trata de esclavos y su abolición

En agosto el mundo conmemora el Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición en recordación a  la insurrección armada acaecida en  1791 en Santo Domingo, entonces colonia francesa,  hoy Haití; cuando unos 50 mil esclavos se sublevaron simultáneamente allanando el camino para poner fin a la esclavitud, al  sometimiento y la deshumanización.

Considerada como la única rebelión de esclavos exitosa, la revolución haitiana  propició la primera abolición de la esclavitud en la historia en 1793 a la vez que, se erige precursora del movimiento independentista generador de una influencia importante en los  procesos emancipadores  de los pueblos  que  la contemplan como un  paradigma para los desafíos imprescindibles en la actual lucha contra la trata de personas y la esclavitud moderna.

En el recuerdo están, alrededor de 15 millones de hombres, mujeres y niños que  fueron  martirizados durante más de cuatro siglos mediante la deplorable trata trasatlántica de esclavos, uno de los capítulos más oscuros de la historia de la humanidad, donde quedaron  familias  y comunidades devastadas  con sueños y esperanzas truncas.

La señora Audrey Azoulay, Directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en su mensaje con motivo de la fecha no solo pidió rendir tributo a  la memoria  de todas las víctimas de la trata y la esclavitud sino que  enfatizó:

“…Ha llegado el momento de abolir de una vez la explotación humana y de asegurar el reconocimiento, en todas partes, de la dignidad igual e incondicional de las personas. Recordemos hoy a las víctimas y a los luchadores de ayer para que las generaciones futuras encuentren en ellos el coraje necesario para construir sociedades justas.»

El llamado de la ONU tiene razón de promulgarse porque si bien la esclavitud tiene raíces antiguas en la historia, aún existe de muchas formas diferentes y una mirada en cifras expone que  3 de cada 1000 personas en el mundo se hallan  bajo esas  oprobiosas condiciones de sumisión, precisamente en una época donde vivimos con los derechos humanos reconocidos universalmente lo que significaría la no existencia de las prácticas esclavistas pero,  en esencia, en la actualidad, las personas son privadas de su libertad  mediante engaños, amenazas, abuso de poder o violencia.

Un comunicado emitido este año por Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas  con motivo del   Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos  refiere: “…Recordamos con respeto la resiliencia de quienes tuvieron que soportar las atrocidades cometidas por los traficantes y propietarios de esclavos, y que fueron permitidas por aquellos que se aprovecharon de la esclavitud.

Insistió además en la necesidad de trabajar juntos para hacer frente a las persistentes y nocivas consecuencias de la esclavitud y la trata transatlántica de esclavos.

Lo haremos-dijo- renovando nuestra determinación de hacer frente al racismo, la injusticia y la desigualdad y construyendo comunidades y economías inclusivas.

Finalmente instó a la reafirmación del compromiso con un mundo en el que todos puedan vivir en paz con dignidad y oportunidades. 

Publicado Por: Laudelina Manzano Bell

Periodista de Radio Progreso, que atiende el equipo de redacción del horario despertino para la programación informativa de la emisora de la familia cubana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × tres =