Fidel y el legado por la patria y el pueblo

Cada palabra pronunciada por el líder histórico de la Revolución  en el discurso de apertura de la escuela de Iniciación Deportiva Mártires de Barbados en la Capital se convirtió en un digno  homenaje  a los jóvenes muertos en el crimen del 6 de octubre de 1976.

Fidel al referirse al acto, acaecido el 6 de octubre de 1977,  lo catalogó como de un simbolismo muy grande porque demostraba que un crimen como ese no podía matar las ideas, ni la vida por muy monstruoso que  fuese. Ese legado  no sólo insta a los jóvenes atletas, sino a la juventud cubana en general a reflexionar en torno a su pensamiento de que  la vida de cada uno de nosotros no pertenece a sí mismo, sino a todos. Porque Todos somos parte de algo mucho mayor que nosotros, que es la patria, el pueblo…”

A los deportistas de la época se les pidió que la respuesta ante  un hecho tan doloroso y atroz debía ser superarse más”…y en realidad los atletas cumplieron…”

“… ¿Por qué asesinaron a esos jóvenes?,   el Comandante en Jefe argumentó enfáticamente: … porque ellos simbolizaban la Revolución, eran frutos de la Revolución. Fue una venganza baja y cobarde contra la Revolución… ¿pero pudieron acaso tales actos repugnantes impedir la consolidación de la Revolución?… ¡No!…

Please follow and like us:

Publicado Por: Laudelina Manzano Bell

Periodista de Radio Progreso, que atiende el equipo de redacción del horario despertino para la programación informativa de la emisora de la familia cubana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 8 =