Gina: honor a quien honor merece

Gina, con guión y direccióndel realizador audiovisual Carlos Collazo, es el título del documental estrenado en el canal CubaVisión, y devenido una aproximación necesaria a la primerísima actriz Gina Cabrera, a quien el público y la crítica identifican como la Reina del Drama en Cuba.

Dicho audiovisual pesquisa la fecunda trayectoria artístico-profesional de una de las actrices más emblemáticas del imaginario popular cubano, y consecuentemente, descubre —a través de los entrevistados con quienes interactúa— la excelencia de las inimitables actuaciones, fundamentalmente en la radio y la televisión insulares, de la cubanísima artista, prácticamente olvidada «en la rodilla de los dioses», al extremo de que no pocos pensaban que había fallecido. 

Con apoyo en imágenes de archivo y recientes, caracterizadas —en lo fundamental— por su empaque estético-artístico, Collazo ilustra los testimonios registrados en el documental, y para llevar a puerto seguro tan loable tarea, el también miembro de la Asociación de Cine, Radio y Televisión de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), contó con la ayuda de la Cinemateca de Cuba, y de su director, M.Sc. Luciano Castillo, de Alejandro Delgado Cabrera, hijo de la actriz, y del actor Tony Delgado, quienes pusieron a   disposición del creador los archivos personales de la carismática artista.

Por otra parte, fueron esenciales en el desarrollo exitoso de ese audiovisual las intervenciones de las primerísimas actrices Verónica Lynn, Premio Nacional de Televisión, Carmen Solar, Premio Nacional de Radio, Diana Rosa Suárez, Premio Nacional de Televisión, Amada Morado, Teresita Rúa y Yaremis Pérez, así como de los actores José Antonio Espinosa y Jorge Rivera, el crítico cinematográfico Luciano Castillo y la laureada diseñadora Piedad Subirats, Premio Nacional de Diseño, cuyos testimonios aportaron una visión exacta y precisa acerca de la encomiable labor profesional desarrollada por Gina Cabrera en nuestros principales medios de comunicación, a los cuales —no me asiste la más mínima duda— honró con su estelar desempeño como actriz, directora y vocalista, lo que ha quedado registrado —con letras indelebles— en la memoria poética de los radioyentes y televidentes, quienes supieron descubrir en ella los valores éticos, patrióticos, humanos y espirituales en que se estructura la multifacética personalidad de esa gran dama de la escena cubana y de mucho más allá de nuestras fronteras geográficas.     

Un momento marcado por la emoción más profunda para el realizador devino el hecho de estar sentado frente a Gina Cabrera e intercambiar con ella algunas palabras, lo que constituyó, de hecho, «un [verdadero] privilegio reservado para muy pocas personas, […], sobre todo en […] tiempos de pandemia».

Los amplios salones de la Fundación Ludwig de Cuba sirvieron de contexto idóneo a las anécdotas y testimonios de los entrevistados, quienes —junto a las memorables actuaciones de la Reina del Drama en Cuba, incluidas en los materiales de archivo— desempeñan una función «clave» en la favorable acogida que el público y la crítica especializada estoy seguro le dispensarán al documental Gina.

Publicado Por: Jesús Dueñas Becerra

Jesús Dueñas Becerra. Ejerce como colaborador la crítica artístico-literaria y el periodismo cultural en varios medios nacionales de prensa, en especial, en la emisora de la familia cubana: Radio Progreso. Su actividad fundamental es la crítica de danza y cinematográfica, así como las artes escénicas y las artes plásticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =