Hijos leales, en el sacrificio por la patria

La sagrada fecha que marca el reinicio de la lucha independentista, convocada por José Martí, es siempre motivo de orgullo y remembranza. Protagonizado por hombres resueltos a dar su vida, antes que permitir la afrenta al cielo que los vio nacer, el alzamiento simultáneo del 24 de febrero de 1895 resuena hoy con idéntica fuerza en un pueblo heredero y defensor de la libertad conquistada.

No puede pensarse la Guerra necesaria –ya desde entonces era un hecho la continuidad– sin que afloren ante nuestros ojos sus épicos pasajes. En ellos, los héroes victoriosos, heridos, caídos, resurgidos… desde sus campamentos, o desde sus monturas, nos hablan.

Hay muchos modos de enaltecer a quienes nos legaron una patria libre de tiranos. Uno es venerarlos y agradecerles, sin olvido, la entereza; otro es ser como ellos. De ambas trazas está hecho el pueblo de Cuba, tierra de héroes visibles y anónimos, de héroes cotidianos que resisten, de héroes con historias colosales como su historia mayor.

Hay mambises que habitan el siglo xxi y hoy, 24 de febrero, es día para recordarlo. Merecedores ya de la condición de Héroes de la República de Cuba, hace justo tres años fueron también condecorados, con el título honorífico de Héroe del Trabajo de la República de Cuba, el Comandante José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del  Partido Comunista de Cuba, y los Comandantes de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez y Guillermo García Frías.

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido, destacó, en la ocasión, la fidelidad de los tres combatientes revolucionarios a Fidel, así como la modestia, la sencillez y la consagración al trabajo, rasgos por los que se han ganado el respeto de los cubanos. 

Hijos de la generación histórica de la Revolución, cinco jóvenes partieron un día a escribir el capítulo que les correspondía en la gran saga que es la gesta cubana. A diferencia de otros, los Cinco prefirieron pasar 16 años en cárceles imperiales, antes que traicionar al pueblo del que son parte, y al que defendieron a pesar del odio terrorista descargado contra ellos, alimentado por el Gobierno de Estados Unidos.  

Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González, Antonio Guerrero y René González recibieron, el 24 de febrero de 2015, el título honorífico de Héroe de la Re­pú­blica de Cuba, una decisión que, desde el 29 de diciembre de 2001, la Asamblea Nacional del Poder Popular había acordado otorgarles.

Consciente de que ninguna misión cumplida por un revolucionario significa el descanso, Gerardo, en la voz de todos, expresó: «Este honor que recibimos hoy es, a la vez, un reto que nos exige estar a la altura de los nuevos desafíos que enfrenta la Revolución (…). Hay y habrá muchas maneras de defender a Cuba, y Cuba necesitará siempre de hijos leales que velen por ella. Es por eso que nos alienta saber que en el seno de este pueblo revolucionario hay muchos «Cinco» dispuestos a sacrificarlo todo por su patria».

Please follow and like us:

Publicado Por: Granma

Granma nació el 3 de octubre de 1965, fecha de mucha relevancia para la historia de la Revolución cubana. Granma tiene como objetivo principal promover mediante sus artículos y comentarios la obra de la Revolución y sus principios, las conquistas alcanzadas por nuestro pueblo y la integridad y cohesión de todo nuestro pueblo junto al Partido y a Fidel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve + catorce =