José Luis Estrada Betancourt: sensible pérdida para el arte y el periodismo insulares

Aún no recuperado del impacto emocional que me produjo la triste noticia relacionada con el lamentable deceso del escritor, crítico y periodista, José Luis Estrada Betancourt (1957-2021), Premio de Periodismo Cultural «Juan Gualberto Gómez», como consecuencia de la letal COVID-19, he decidido evocar la sagrada memoria del también jefe de la página cultural del diario Juventud Rebelde hasta su inesperado fallecimiento.

José Luis era licenciado en Física por la Universidad de La Habana y diplomado en Periodismo por el Instituto Internacional de Periodismo «José Martí», ejerció el magisterio en el Sistema Nacional de Educación, y posteriormente, se dedicó en cuerpo, mente y alma al periodismo cultural en la antigua Agencia de Información Nacional (AIN), hoy Agencia Cubana de Noticias (ACN), Radio Reloj y Juventud Rebelde, al que le dedicó los mejores años de su fecunda vida profesional. Tanto es así, que todavía tengo fresca en la memoria la entrevista que la doctora Adelaida de Juan (1931-2018), le concediera en vida al estelar reportero del periódico de la juventud cubana, y que fuera dada a la estampa hace solo unos días.

Lo conocí cuando —desde hace más de dos décadas— comencé a incursionar en el campo de la crítica danzaria, ya que coincidíamos casi siempre en las funciones protagonizadas por las compañías: Ballet Nacional de Cuba (BNC), Patrimonio Cultural de la Nación, Danza Contemporánea de Cuba (DCC), y Ballet Lizt Alfonso, en la sala «García Lorca» del Gran Teatro de La Habana «Alicia Alonso», donde nació, creció y se consolidó una sólida relación profesional y afectivo-espiritual, que solo Tanatos (la muerte, al decir del psicoanálisis ortodoxo y lacaniano), pudo interrumpir, pero no destruir.

José Luis era miembro de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Como sagaz crítico de danza, legó a la posteridad los libros: De la semilla al fruto: la compañía, y El mundo baila en La Habana, que este cronista tuvo el honroso privilegio de reseñar para el Portal CubaLiteraria.

La última vez que establecí contacto con el ilustre profesional de la prensa fue por correo electrónico para felicitarlo por el lauro que la UPEC le había otorgado, y que merecía con creces por su encomiable labor al servicio del arte y la cultura insulares. Me dio las gracias con la sencillez y humildad que caracterizan al talento verdadero.

Descansa en paz, José Luis Estrada Betancourt, colega, amigo, cubano y tunero ciento por ciento, que ya le puedes mostrar a la bóveda celeste tu obra intelectual y espiritual acabada.  

Publicado Por: Jesús Dueñas Becerra

Jesús Dueñas Becerra. Ejerce como colaborador la crítica artístico-literaria y el periodismo cultural en varios medios nacionales de prensa, en especial, en la emisora de la familia cubana: Radio Progreso. Su actividad fundamental es la crítica de danza y cinematográfica, así como las artes escénicas y las artes plásticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez − seis =