Matanzas abraza la gran final de la 60 Serie Nacional de Béisbol

Los Cocodrilos de Matanzas lograron este domingo,  al derrotar a Las Tunas 6×3, lo que pocos auguraron: ganar cuatro juegos en línea tras perder los dos iniciales. Esa “hombrada” les dio el derecho de defender su título ante Granma en la gran final de la 60 Serie Nacional de Béisbol.

Los chicos de Armando Ferrer salieron con etiqueta de favoritos para este play off, pero luego de dos fracasos no pocos vaticinaron su adiós al trono.

. ASÍ RELATÓ JIT EL ANTERIOR PARTIDO

Los monarcas defensores batearon esta vez nueve imparables, dos  menos que los perdedores, pero dos de sus batazos fueron más allá de las cercas y significaron cinco anotaciones. Ambos conjuntos jugaron con un error a la defensa.

Se trató de un duelo peleado de principio a fin, con la sombra de un octavo inning en que los árbitros se vieron obligados a expulsar a varios jugadores. Un fuerte altercado sobrevino a un deslizamiento en la intermedia bastante agresivo por parte del corredor Héctor Castillo.

Primer tercio.- Ambos equipos amenazaron en las dos entradas iniciales, pero no inauguraron el marcador. En el inicio del tercer acto, Danel Castro bateó sencillo al jardín izquierdo, pero Noelvis Entenza obligó para double play a Yosvani Alarcón.

En el final de ese episodio, el zurdo Yudier Rodríguez, con dos outs en la pizarra, admitió jit de Erisbel Arruebarruena y jonronazo de Yadir Drake, quien luego de un inicio incierto en la postemporada se ha convertido en bujía ofensiva de los Cocodrilos.

Segundo tercio.-  Los campeones agregaron otra carrera en el cuarto capítulo por doblete de Ariel Sánchez, jit de Andrys Pérez en toque de bola y error en tiro a la inicial del pítcher en la propia jugada.

Dos lograron descontar los orientales en el inicio del quinto, en que combinaron sencillos de Miguel Ávila y Yunieski Larduet, y  batazo de dos bases de Andrés Quiala.

Último tercio.- En el inicio del séptimo inning los Leñadores lograron la igualada a tres carreras, situación en la que explotó el abridor Entenza tras darle boleto a Larduet y permitir imparable de Quiala.

Entonces se hizo cargo del box el verdugo de los tuneros, Joel Suárez, quien propinó pelotazo a Danel Castro y admitió elevado de sacrificio de Yosvani para el empate. Luego de la base intencional a Viñales, Yordanis, con “la casa llena”, se fue por la vía de los strikes.

El abrazo a tres duró muy poco, toda vez que en el final del séptimo Eduardo Blanco comenzó con jit y en el toque de bola de Aníbal Medina el serpentinero Yudier tiró sin tiempo a segunda. A continuación vimos el sacrificio de Yadil Mujica que llevó los corredores a tercera y segunda bases.

La entrada se puso en “punto de mate” cuando Jefferson Delgado entregó el segundo out, pero Erisbel Arruebarruena desapareció la esférica por la pradera izquierda y “clavó” el 6×3. El marcador no se movería más.

Las que sí se estremecieron poco después fueron las bancas de ambos conjuntos, pues en el octavo acto, luego de un deslizamiento brusco en la intermedia —más bien antideportivo— del corredor tunero Héctor Castillo, en una jugada de fácil out forzado, los ánimos se caldearon y acabaron expulsados seis atletas.

Por los yumurinos salieron del partido el lanzador Suárez y el jardinero Drake, mientras que por los tuneros lo hicieron los “patrulleros” Castillo, Larduet y Quiala, y también el serpentineros Alberto Pablo Civil, este último sin acción en el desafío.

RÁPIDAS SUPERSÓNICAS

El hombre del partido: Erisbel Arruebarruena decidió con jonrón de tres carreras en el séptimo.

Lo que dijo un fans yumurino: «Ni di primero, ni di dos veces. Barrí…»

Lo que dijo un aficionado tunero: «Hay un tal Joel y otro tal Erisbel que ni en rima quiero recordar».

Please follow and like us:

Publicado Por: JIT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =