Rafael Lay Bravo: el disco lo integran los grandes boleros, cha, cha, chas y sones CD homenaje a lo tradicional

A raíz de la otorgación del Grammy Latino 2021, que le fuera conferido al disco Cha, cha, cha: homenaje a lo tradicional, de la emblemática Orquesta Aragón, decidí conversar con el maestro Rafael Lay Bravo, director de la Charanga Eterna, para conocer los detalles relacionados con ese nuevo éxito de la agrupación que jerarquiza, y que acaba de cumplir 82 años de fundada en la sureña ciudad de Cienfuegos.

¿Cuáles fueron los principales títulos incluidos en el álbum, donde la Reina de las Charangas Cubanas les rinde tributo a los géneros tradicionales de la música popular bailable?

El disco, producido por la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM), lo integran los grandes boleros, cha, cha, chas y sones popularizados por la orquesta Aragón durante más de ocho décadas: Noche azul, Noche de ronda, El baile suavito, Esperanza, Tropicana, A mi manera, Muy junto al corazón, El organillero, Nosotros, Silencio, La gloria eres tú, Ya no alumbra tu estrella.

¿Cuál es el «secreto» que ha condicionado el hecho de que la que «llegó y triunfó» sea considerada por los críticos musicales y por los bailadores más exigentes una de las mejores orquestas típicas de todas las épocas y todos los tiempos?         

A diferencia de otras agrupaciones, que crean sus propias canciones, como —por ejemplo Los Van Van— la Orquesta Aragón, además de concebir sus propias composiciones, salidas de la fecunda inspiración de los maestros Rafael Lay Apesteguía (1927-1982) y Richard Egües (1923-2006), Premio Nacional de Música, y de algunos de sus integrantes, incorporaron la cancionística antológica, «hija legítima» de la fecunda inspiración de ilustres compositores insulares.

Entre esos prolíficos autores habría que mencionar a los cubanos Ernesto Lecuona, Moisés Simons, Joseíto Fernández, Ignacio Piñeiro, Eliseo Grenet, Enrique y Miguel Jorrín, Pepé Delgado, José Antonio Méndez, Víctor Marín, Charles Abreu, Lino Frías, Pío Leyva, Senén Suárez, Jorge Zamora, Frank Domínguez, Néstor Milí, Miguelito Valdés, Alfredo Brito, José Urfé, Jacobo Rubalcaba, Abelardito Valdés, Ramón Cabrera, Orestes López («Cachao»),

Virgilio González, Mario Recio, Pacho Alonso, Pedro Aranzola, el Cdte. Juan  Almeida, Humberto Jauma, Francisco Olivera, César Portillo de la Luz, Marcelino Guerra, José Antonio Fajardo, Rosendo Rosell, Guillermo Castillo, Tony Taño, Rafael Ortiz, Arturo Alonso, Eduardo Saborit, Carlos Puebla,  René Hernández.

Piloto y Vera, Enrique Bonne, Silvio Vergara, Silvio Rodríguez, Caridad García, Rafael Cueto, Félix Reina, Electo Rosell, Lorenzo Hierrezuelo, Jaime Prats, Miguel Matamoros, Julio Gutiérrez, Rudy Calzado, José White, Eusebio Delfín, Cheo Belén Puig, Severino Ramos, Tania Castellanos y Orlando de la Rosa.

Del exterior completan la lista: Rafael Hernández, Agustín Lara, Los Cuates Castillo, Luis Demetrio, Sergio Endrigo, Luis Arcaráz, Pedro Flores, Rafael Hernández, Tite Curet, Juan  Gabriel, Daniel Santos, Manuel Alejandro y Chelo Velázquez.

La mayoría de las versiones cubanas interpretadas por los «estilistas del cha, cha, cha» son insuperables desde cualquier ángulo que se mire.

Además de esa cancionística «fuera de serie», tanto nacional como foránea, la Orquesta Aragón creó un concepto, sonido, timbre y estilo inimitables, que se mantienen hasta hoy. Ese estilo —único e irrepetible— lo generaban los arreglos hechos a la medida de Lay y Egües. La flauta brillante de Richard Egües, además de las voces identificativas (Lay, Bacallao y Olmo), especialmente la voz privilegiada e insustituible de Pepe Olmo, la mejor voz charanguera de Cuba.

¿Algo que desee añadir para que no se le quede nada en el tintero?

Ante todo, quiero destacar el valioso aporte de los eminentes músicos Isaac Delgado y Alain Pérez a la realización —desde todo punto de vista— del álbum fonográfico Cha, cha, cha: homenaje a lo tradicional, que obtuvo el Premio Grammy Latino 2021.

Por otra parte, reiterar que la Orquesta Aragón seguirá siendo fiel al estilo charanguero que la caracteriza e identifica en el pentagrama sonoro caribeño y universal. Por último, evoquemos ahora aquellas sentidas palabras del cantante Pepe Olmo: «En la Aragón, todo estaba bien hecho; por eso, siempre me mantuve en la orquesta», y agradecerle a usted por ser uno de los más fieles cronistas de los «aragonísimos», como nos califica la maestra Carmen Solar, Premio Nacional de Radio, yartista emérita del Instituto Cubano de Radio y Televisión.

Publicado Por: Jesús Dueñas Becerra

Jesús Dueñas Becerra. Ejerce como colaborador la crítica artístico-literaria y el periodismo cultural en varios medios nacionales de prensa, en especial, en la emisora de la familia cubana: Radio Progreso. Su actividad fundamental es la crítica de danza y cinematográfica, así como las artes escénicas y las artes plásticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 14 =