Raúl fue el primero de su colegio en votar

Un día especial, una jornada de elecciones nacionales en Cuba, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, líder de la Revolución cubana, fue el primero en ejercer su derecho al voto en el colegio No.2, perteneciente a la circunscripción 60, del reparto Siboney en el capitalino municipio de Playa.

A su llegada al colegio, uno de los 23 648 habilitados en todo el país para estos comicios, Raúl intercambió con los vecinos de la comunidad que se iban dando cita allí para ser parte de una jornada que reafirma las esencias democráticas y participativas de nuestro sistema político.

«Usted primero», coincidieron quienes, de a poco, iban conformando una pequeña fila, sencillo gesto, casi inadvertido podría decirse, pero que entraña esa mezcla de respeto y cariño por un hombre que ha puesto su vida a los pies de un país.

Ya en el colegio, el General de Ejército también saludó a los integrantes de la mesa electoral y, tras cumplir con el procedimiento de rigor, le fue entregada la boleta, con una candidatura compuesta, como tantas a lo largo y ancho del archipiélago, por dos jóvenes valiosos: Denisse Ricardo Estrada, viceintendente del Consejo de la Administración Municipal de Playa; y Carlos Miguel Pérez Reyes, director de la mipyme Dofleini Software.

Poco después, al depositar la boleta en la urna, custodiada por dos pioneras, símbolo de transparencia del proceso eleccionario cubano, el «votó» solemne y el saludo pioneril fueron la antesala del breve diálogo de Raúl con las pequeñas.

Casi a la salida, luego de que el General de Ejército se interesara por el número de electores del colegio, ascendente a 255, y les deseara a todos una buena jornada, las autoridades de la mesa electoral le hicieron entrega de un pequeño diploma por haber sido el primero en votar allí.

Como él, millones de cubanos han sido protagonistas este domingo de un proceso que, más allá de un ejercicio para elegir los 470 diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, consolida como cimientos a la unidad y la democracia; ratifica que el voto, según la palabra encendida del Apóstol, «es un depósito más delicado que otro alguno, pues va con él vida, honor y porvenir»; y confirma, como dijera el Comandante en Jefe, que «el voto unido no es una consigna, es una estrategia revolucionaria. No es un acto de disciplina, es un acto de conciencia».

Like (0)

Publicado Por: Granma

Granma nació el 3 de octubre de 1965, fecha de mucha relevancia para la historia de la Revolución cubana. Granma tiene como objetivo principal promover mediante sus artículos y comentarios la obra de la Revolución y sus principios, las conquistas alcanzadas por nuestro pueblo y la integridad y cohesión de todo nuestro pueblo junto al Partido y a Fidel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =