Un puesto de honor en la Radio Cubana: Julio Batista Delgado

Julio Alberto Batista Delgado es un nombre muy reconocido en la radio cubana, toda una tradición, pues son generaciones de radioyentes los que se han familiarizado con él; pero no solo en la radio, aunque sí pudiéramos afirmar que este ha sido su medio por excelencia.

Actor, periodista, escritor, conductor y guionista de programas informativos con una larga trayectoria, también ha colaborado en otras áreas del orbe, y así, trasciende fronteras allende los mares.

Nacido el 5 de febrero de 1936 en el central Chaparra, en Las Tunas que inicia la región oriental cubana, estudió en la Escuela de Arte Dramático. Ya en agosto de 1954 comienza en al radio, en el Circuito Nacional Cubano. Tras incursionar en otras emisoras,en 1957 empieza en Radio Progreso como narrador. El periodismo lo empezó a ejercer luego del triunfo de la Revolución, y se especializó en la realización de crónicas y reportajes.

En 1956 trabajó en Los Tres Villalobos y en la CMQ, en el espacio El príncipe leopardo, una suerte de versión del Tamakún, el programa de Cadena Azul. Luego labora en el Circuito Nacional Cubano, donde comenzó a narrar una novela de Sara Pascual.

Ya en la Revolución, Julio Batista fue fundador y se mantuvo trabajando en Radio Rebelde. Pero también entonces, desde los mismos inicios del nuevo proceso revolucionario, Julio Batista se revolucionó también a otros medios; y así, en marzo de 1959, apenas se estaba recién fundando el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (en adelante, Icaic), se unió a aquel grupo que encabezaban Alfredo Guevara y Santiago Álvarez, y les comunicó su intención de narrar el noticiero del Icaic, con más de doscientos programas.

De tal suerte, era la suya la primera voz que tuvo el Noticiero Icaic Latinoamericano, que ya era un hecho en 1960 y una genuina revolución no solo para los noticiarios de antaño, sino para todos los medios de difusión masiva en Cuba (no solo el cine) y para toda la cultura cubana y, al menos, latinoamericana: una más de las revoluciones dentro de la Revolución, que así patentizaban. El Noticiero Icaic Latinoamericano número 1490 fue el último en 1990 tras más de 30 años de tan exitosa y original producción y exhibición siempre tan bien recibida por nuestro público, que a la sazón tanto lo había aplaudido cómplice en las salas cinematográficas, reconocido como“el último y más original de los noticieros cinematográficos de América Latina”; medida de la envergadura y valores de tamaña empresa de la que también, había sido cofundador y copartícipe.

Pero la mayor parte de la vida laboral de Julio Batista, y su principal centro de trabajo, fue siempre Radio Progreso, donde creó y dirigió espacios de gran popularidad como Punto de vista, La Cuba nuestra de cada día, Cuba en el Mundo, Pensar en nosotros y Este es nuestro José Martí, que tan familiar lo hicieron durante generaciones en cada hogar cubano. Trabajó en la serie En silencio ha tenido que ser en Radio Rebelde, hacía todos los días un comentario para un espacio llamado La Reforma Agraria en Marcha, propicio para enfrentar las campañas opuestas al proceso revolucionario que ya entonces, comenzaban contra el nuevo gobierno cubano. Fue en Radio Progreso donde empezó a incursionar en el periodismo. Más tarde por propuesta de Violeta Casal, la emblemática voz y alma inaugural de Radio Rebelde desde sus simientes en la Sierra Maestra, escribe los editoriales de un programa de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Julio Batista también trabajó en la edición en español de Radio Pekín, y fue fundador de las emisiones en español de Radio Nacional de Angola, donde realizaba un programa diario; y trabajó como asesor y realizador de programas en Radio Sandino, en Nicaragua, donde sí vivió en zonas de guerra, penetrada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos de América.

En 1962 Julio Batista tuvo la idea del proyecto inicial, Habla José Martí, con el objetivo de difundir el ideario martiano, proyecto que es materializado el 26 de marzo de 1990, cuando salió al aire el programa “Nuestro José Martí”, en la Revista informativa A Primera Hora, de la emisora Radio Progreso; programa que le dedica cinco minutos diarios a la vida del Héroe Nacional, José Julián Martí y Pérez.

Con tanta trayectoria, es uno de los profesores más célebres y respetados en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, así como en cursos que ha impartido a alumnos angolanos.

Por todo lo anterior, Julio Alberto Batista ha merecido numerosos premios y menciones en concursos de la radio y periodísticos, y entre otros muchos galardones, podemos citar la Réplica del Machete del Generalísimo Máximo Gómez (1993), la Distinción por la Cultura Nacional, la Medalla Alejo Carpentier y, por supuesto, el Premio Nacional de Radio, medio en cuya historia ya secular, ha sabido ganarse un puesto de honor.

Reseña: Dr. Avelino Víctor Couceiro Rodríguez

Publicado Por: Radio Cubana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 5 =