Una realidad que aplasta a la mentira comprada

El mercenarismo pretende abrirse pasos en un ámbito donde mantener principios no solo ha costado sangre sino muchos sacrificios de generaciones que hemos decidido sostener como estandarte: la dignidad y la decisión de legar a la posteridad una obra de justicia social plena.

No comprenden o no quieren comprender que llegar hasta aquí, luego de más de seis décadas de bloqueos y persecuciones forja el carácter y las convicciones y que, independientemente de los medios de difusión que se utilicen no lograrán abrir en  este muro esa brecha que pretenden.

Si antes la Voz de las Américas, o aquella Radio Swan- primera  emisora empleada por el Gobierno de los Estados Unidos contra la Revolución-, Radio y Televisión Martí entre otras muchas organizaciones respaldadas por multimillonarias sumas de dinero, fueron utilizadas para subvertir el orden interior y desvirtuar nuestro camino, sin lograr el objetivo, ¿A qué nos enfrentamos ahora los cubanos que ya no conozcamos?

Con certeza, a nuevos personajes con la misma esencia de los mercenarios anteriores, pero con nuevas herramientas comunicacionales en la era de la digitalización, a la que nos enfrentamos todos porque la sociedad cubana encamina sus pasos firmemente hacia la informatización, es por ello que ante una fake news tan deleznable como la que circuló recientemente acerca del colapso de dos hospitales santiagueros Doctor Ambrosio Grillo y el Doctor Juan Bruno Zayas contrapongo una realidad aplastante a esa mentira comprada.

Tengo un derecho y lo ejerzo en esta página Web, es una condición que me la da el hecho de ser una ciudadana cubana constitucionalmente avalada,  porque soy de la Ciudad Héroe y conozco no sólo el sistema de salud en mi país sino porque las instituciones referenciadas quedan enclavadas precisamente en la que fue siempre  mi área asistencial.

El Hospital Clínico Quirúrgico Docente Dr. Ambrosio Grillo Portuondo, ubicado en El Cobre, provincia de Santiago de Cuba, presta diferentes servicios médicos asistenciales y docentes, su inauguración  está fijada en noviembre de 1945, es decir, la primera mitad del siglo pasado. Y en  la actualidad, luego de un mantenimiento de rigor, presenta un nivel de confort muy acorde a lo cual se le añade la profesionalidad de sus recursos humanos.

De lo anterior guardo un testimonio de una paciente de 97 años que fue operada allí de una fractura de cadera y está esperando que pase la pandemia para hacer un brindis con su médico y todos los que participaron en la intervención quirúrgica. ¿Por qué será?

Información reciente refiere  que  en el recinto hospitalario de El Cobre se encuentran 38 pacientes ingresados por estar contagiados con la COVID- 19 y son atendidos por un colectivo de 8 médicos especialistas en Medicina general Integral, intensivistas y Medicina Interna, mientras en ese bloque 1 de 4 salas, existen camas disponibles.  

En el Clínico de la carretera de El Caney, como se le conoce al Hospital Doctor Juan Bruno Zayas por los lugareños, es característica la novedad de una edificación entregada en l991 y donde se llevan a cabo consultas comunitarias de múltiples especialidades. Allí el rigor administrativo se percibe desde la entrada a la instalación donde le recibe la pulcritud del lobby, el excelente trato del personal  con el interés de que los pacientes egresen con una respuesta satisfactoria.

De hecho, fui atendida en la sala de neurocirugía y  confirmo que desde la sala de espera hasta el área donde me atendieron, todo fue de excelencia incluido un  mobiliario  de primer nivel y el equipamiento avanzado para  la especialidad médica vinculada con  las manos. Al final, el agradecimiento eterno a ese colectivo. Desaparecieron los males. ¿Entonces?

Ahora en el Clínico de El Caney está  dedicado atender, asistir y  clasificar las enfermedades respiratorias agudas, la  consulta médica, el acceso rápido de los pacientes y si aumenta el flujo de los mismos están creadas las condiciones para no colapsar, también están  planificadas las  soluciones  alternativas, pues existe un  mecanismo de comunicación y gestión que posibilita contactos con los puestos de mandos municipal y provincial. 

Por eso y mucho más ¡NO a las Noticias Falsas! En Santiago de Cuba, la situación epidemiológica está demandando esfuerzos y responsabilidad de gran cantidad de personas y  aunque la COVID-19 parece no dar treguas; el empeño de hombres y mujeres es superior, asimismo  prevalece la convicción de que se puede porque Santiago es siempre Santiago.

En el territorio oriental hoy están habilitadas 8 663 camas para pacientes confirmados o activos por Coronavirus SARS-CoV-2, sospechosos o personas con síntomas. De  dicho total existen 1253 camas para infectados,  en tanto están  vacías 150.

Por otra parte, los centros de aislamientos cuentan con 4 MIL597 camas, de las cuales 995 están sin pacientes o personas en la categoría de contactos de casos positivos.

Asimismo, se encuentran listos  hoteles y locales  para albergar a los pasajeros internacionales o nacionales que arriben a la provincia santiaguera  a los cuales se les aplicarán los nuevos protocolos vigentes desde el 6 de febrero, para lo cual cuentan  con  463 camas disponibles.

Para la vigilancia y observación de brigadas médicas o cooperantes internacionalistas en misiones estatales se tienen 1 170 camas y hasta la fecha de este reporte 446 estaban disponibles.

A partir de estas cifras y de formar parte de  una interminable lista de pacientes atendidos en los hospitales clínicos Quirúrgicos docentes de Santiago de Cuba “Doctor Ambrosio Grillo” y “Doctor Juan Bruno Zayas”  decidimos escribir  En honor a la verdad.

Please follow and like us:

Publicado Por: Laudelina Manzano Bell

Periodista de Radio Progreso, que atiende el equipo de redacción del horario despertino para la programación informativa de la emisora de la familia cubana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + quince =