Vegueros y Gallos nos hicieron sentir orgulloso de nuestra pelota

Habíamos dicho, cuando analizábamos los pareos de cuartos de final, que el de Sancti Spíritus frente a Pinar del Río, sería uno de los cotejos más parejos de esta ronda, a pesar de que se trataba del enfrentamiento del líder de la temporada contra el octavo lugar. Su primer encuentro en esta etapa, así lo corroboró: se fueron a extrainning y ambos derrocharon combatividad por arrobas.

Es cierto que fijábamos tal previsión en la profundidad del pitcheo, pues Gallos y Vegueros fueron los únicos por debajo de cuatro de efectividad en la campaña regular, sin embargo, tambiénse liaron a batazos. Los abridores, el espirituano Yoen Socarrás, y el vueltabajero, Erlis Casanova, avanzaron, no sin dificultades, incluso ellos permitieron 14 (siete cada uno) de las 16 anotaciones del encuentro.

Pero llegaron los relevistas de las dos escuadras, y con ellos, la pizarra comenzó a llenarse de ceros, hasta que el pimentoso torpedero de los occidentales, Juan Carlos Arencibia, en el décimo episodio, encendió cohete al derecho y lo hizo doble, ante una decisión en segunda, que puso en duda hasta el replay, masno las cualidades de este jugador, que es la mecha que prende a la ofensiva de su equipo. Después vino el jit de Lázaro Emilio Blanco para impulsarlo, y la otra sobrevino, porque el veterano William Saavedra corrió como un niño para romper un dobleplay y abrirleel home a su compañero Reinier León.

Dos escenas de este partido no pueden pasarse por alto. La primera, la que protagonizaron los experimentados Frederich Cepeda y el propio Saavedrea.Cuando su equipo se los demandó sacaron toda su casta para poner delante a sus compañeros en el marcador, con sendos jonrones. No es que estén como el vino, mientras más añejo más bueno, es que llevan la camiseta de su terruño en medio del pecho.

A propósito, creo que los dos puestos de dirección estuvieron acertados. Eriel Sánchez indicó pasar a Lázaro Emilio Blanco para trabajar en el quinto episodio a Saavedra, porque, ciertamente,hoy,tenía mayores posibilidades de out con este; y tampocoerró Alexander Urquiola al enfrentar a Cepeda en vez de transferirlo en el mismo capítulo. Los cuadrangulares se produjeron, porque ellos siguen teniendo madera de héroes.

Tal vez los mentores no tenían el dato que arrojó en su cuenta de Twitter el colega Norland Rosendo, en el cual el acucioso Benigno Daquinta refleja que Blanco, en tres play off, batea solo 244 y no ha pegado jonrones, mientras que Saavedra, en siete apariciones en juegos de este tipo, tiene 21 con el de ayer, además de ser el de más slugging en postemporadas, con 645 y promediar 335. Aun así, no creo que el alto mando espirituano se haya equivocado, porque si bien es cierto que es un hombre muy temido el inicialista vueltabajero, también lo es que en la contienda solo acumula 137 turnos, y en ellos pegó únicamente 27 jits para famélico 227 de average y 17 empujadas, por las 294 veces al bate de Lázaro Emiio, con 306 de average y 38 remolques. Y aunque no comparto mucho la teoría del zurdo contra zurdo, se quitaba de encima a un bateador de esa mano.

Daquinta revela también que Cepeda, con el de ayer, llegó a 22 jonrones en postemporadas.

El otro acto épico es para los relevistas, tanto Pedro Álvarez, indomable arriba de la lomita, como Frank Luis Medina, Liván Moinelo y Raidel Martínez, el trio de pinareños, que desde ya lanza la alerta a sus contrarios de no llegar a las postrimerías del choque debajo ni empatado ante esa terna, porque las posibilidades de sobrevivir son muy pocas.

Veintidos hombres vinieron frente a esos rescatistas y solo dos pudieron pegarle jits, aunque Moinelo dio cuatro boletos, más uno intencional (los otros dos no bolearon a ningún adversario), dejaron en blanco el casillero de carreras, con seis de los siete ponches de su cuerpo de lanzadores.

Martínez fue todo un coloso al medirse a seis yayaberos, cuatro de ellos retirados por la vía de los strikes, y los otros dos sin sacarle la bola del cuadro, gracias a una endiablada velocidad que llegó hasta las 97 millas por horas, y a una suprema slider, con la cual ponchó, magistralmente, al mismísimo Frederich Cepeda.

Hasta el momento los cuartos de finales, a pesar de terrenos duros e incomodos para los peloteros, y de las deficiencias del pitcheo en la fase preliminar, nos devuelven la calidad y la pasión por el béisbol. Santiago de Cuba y Las Tunas se enrolaron en una porfía muy pareja, decidida a la altura de la séptima entrada, con jóvenes como Carlos Font y Yunior Tur, en su papel de claves para revertir un vaticinio precontienda a favor de los Leñadores; lo mismo hicieron los industrialistas Brian Chi y Andy Rodríguez, este último poniendo en el velocímetro registros de 95 millas.

Granma sigue siendo el favorito, pese a caer en la apertura ante los Leones, y es gratificante el ímpetu de su Alazán líder, Alfredo Despaigne, a quien se le ha visto poner el alma en el terreno, no solo por las dos empujadas del partido en que cedió, sino por la velocidad que ha desarrollado en las bases, aun cuando tiene que hacer desplazar a su fornida musculatura.

Hoy volverán azules y granmenses a la duela, y también lo harán santiagueros y tuneros, para, como los espirituanos y pinareños, hacernos sentir orgullosos de nuestra pelota.

ANOTACIÓN POR ENTRADAS
5 de septiembreCHE
PRI010 042 000 29141
SSP200 050 000 0793
G: Raidel Martínez (1-0). P: Pedro Álvarez (0-1). Jrs: W. Saavedra y F. Cepeda
Please follow and like us:

Publicado Por: Granma

Granma nació el 3 de octubre de 1965, fecha de mucha relevancia para la historia de la Revolución cubana. Granma tiene como objetivo principal promover mediante sus artículos y comentarios la obra de la Revolución y sus principios, las conquistas alcanzadas por nuestro pueblo y la integridad y cohesión de todo nuestro pueblo junto al Partido y a Fidel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 17 =