Felicidades para un grande de Cuba: Enrique Bonne

Las tierras del Oriente cubano son fértiles en talento musical, de ello dan fe los incontables artistas oriundos de allá, que han dejado una profunda huella en la cultura de la isla. Uno de ellos es, sin duda alguna, Enrique Alberto Bonne Castillo, un brillante músico popular cubano, creador de ritmos y autor de varios temas musicales que marcaron época.

La pintoresca ciudad de San Luis, en la actual provincia de Santiago de Cuba, lo vio nacer el 15 de junio de 1926. Su padre fue puntista del ingenio local y autor de temas musicales y la madre una reconocida profesora de piano del conservatorio Orbón en las ciudades de San Luis y Palma Soriano. Se mezclaron así en su crianza y formación la pasión musical y la tradición de la zafra azucarera.
El año 1950 marca el inicio de su carrera profesional como autor musical y ya al año siguiente se realiza la primera grabación de su música: el chachachá “Italian Boy” interpretado por René del Mar y su conjunto, de Santiago de Cuba y la Orquesta Hermanos Castro de La Habana. En 1953 la orquesta de Mariano Mercerón grabó el “Chachachá de la Reina” interpretado por Pacho Alonso, tema que fue grabado también por Felipe Dulzaides y su grupo.
Fue extendiéndose así el reconocimiento al talento de Enrique Bonne, quién dedicó además su energía a otras esferas como el negocio de la publicidad y la locución.
El año 1959 marca una nueva etapa de su vida profesional, pues prioriza la creación musical y realiza varias grabaciones de nuevos temas. Como parte de esta labor dirigió durante 19 años la Coral Tele Rebelde y a partir de 1962 fue miembro de la Comisión del Carnaval, otra de sus grandes aficiones.
En el histórico año de 1961 funda “Enrique Bonne y sus tambores”, grupo de percusión aún vigente con el que ha participado en importantes eventos y realizado giras, en Cuba y el extranjero.
A lo largo de los años ha actuado con su agrupación en espectáculos, conciertos y programas de radio y televisión junto a grandes figuras de la música y la danza.
Este grupo participó también en la banda sonora del filme Barroco, producido por el Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográfica.
Infaltable fue, durante años Enrique Bonne en los carnavales de las más importantes ciudades del país, para deleite del público que aguardaba con ilusión cada una de sus presentaciones. Su legado incluye más de 150 obras musicales, entre danzones, boleros, guarachas, sones, canciones, sambas, congas, cha-cha-cha, merengue y montunos.
¡Felicidades a este grande de la música popular cubana.!
Texto: Odalys Padilla
Please follow and like us:

Publicado Por: Radio Cubana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + uno =