La Única

Este 17 de abril se cumplen 62 años del deceso de una de las figuras más relevantes y carismáticas de la Cultura Patria.
“Rita de Cuba, Rita La Única, no hay adecuado modo de llamarla si ello se quiere hacer con justicia. De Cuba, porque su arte expresa hasta el hondón humano lo verdaderamente nuestro. LA ÚNICA, porque sólo ella y nadie más, ha hecho del solar habanero, de la calle cubana una categoría universal.” Así calificaba el Poeta Nacional Nicolás Guillén
a Rita Montaner, aquella mulata cubanísima, de expresivos ojos, voz inconfundible y gracias sin par.

A más de seis décadas de su muerte Rita se hace presente en el recuerdo. Nació el 20 de agosto de 1900 en la Villa habanera de Guanabacoa. Desde los 3 años brotó en ella la vocación artística, a los 17, concluyó los estudios de sorfeo, teoría, armonía y piano.

LA ÚNICA fue la primera voz femenina en oírse en la Radio Cubana el 10 de octubre de 1922, ese mismo año comenzó a cosechar éxitos en el Teatro Nacional  y a partir de 1927 comienza a actuar en temporadas de
teatro lírico que animaban el Teatro Regina evidenciando su innegable versatilidad.

Cultora de casi todos los géneros musicales Rita comenzó a llevar su arte al extranjero en 1926, cautivó al público de Estados Unidos, Francia, España, México y Argentina, hasta abarcar toda Latinoamérica.

Con “La noche del pecado”, el primero de sus quince filmes irrumpió en cine en medio de su ascendente carrera.

Fiel a sus raíces la Montaner se valió del arte para asumir un lugar junto al pueblo y burlar la politiquería imperante antes del triunfo de la Revolución.

El público que colmaba la sala “Arlequín” el 14 de julio de 1957 presenció alarmado cómo la Única perdía casi por completo la voz, mientras actuaba en la obra “Fiebre de Primavera” de Noel Cobuart. Su fuerza de voluntad y disciplina oraron el milagro y Rita Montaner logró terminar las que serían sus últimas funciones.

Minada ya por la enfermedad, recibe el más grandioso homenaje nacional tributado a una artista, concluido éste Rita le entrega al diario Avance una carta de despedida para sus admiradores.

Poco después, el 17 de abril de 1958, la Cultura Cubana y en particular la Música perdían a Rita Montaner, LA ÚNICA, una de sus más carismáticas  y excepcionales artistas que asumió con idéntica excelencia la interpretación de lo culto y lo popular.

Please follow and like us:

Publicado Por: Marlene Gómez Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 2 =