Radio Progreso, la Onda de la Alegría » Historia de Radio Progreso

Historia de Radio Progreso

En la noche del 15 de diciembre de 1929 fue inaugurada la emisora CM-ZAF, con una potencia de 100 watts. La fiebre de la radio en Cuba había impactado en el cubano Domingo Fernández, dueño, en la década del veinte, del establecimiento de efectos eléctricos «El Progreso Cubano», situado en Máximo Gómez 139, donde quedó inaugurada la emisora radial identificada con el nombre de ese establecimiento.

Las primeras transmisiones estaban dedicadas a espacios musicales, con  las grabaciones de 4 discos y en los horarios estelares actuaban en vivo: Tríos, sextetos y conocidas orquestas de la época.

Posteriormente se incorporaron los primeros programas dramáticos, comedias, seriados y un corto noticioso.

Al comenzar la década del 40, la emisora fue trasladada para los bajos del Centro Gallego, en San José número 104, entre Prado y Consulado, en La Habana.

Fue entonces, que  la familia Fernández consideró contradictorio que, siendo Cuba colonia española, la emisora continuara llamándose «El Progreso Cubano», por lo que decidieron darle el nombre con el cual todavía hoy se identifica: “Radio Progreso: La Onda de la Alegría”.

Con una potencia de transmisión de un kilo y con un estudio con capacidad para 50 personas se transmitía en vivo: La Sonora Matancera, Antonio María Romeu, Barbarito Diez, la orquesta Almendra y la de Abelardito Valdés, entre otros.

Se crea también un cuadro de comedias para transmisiones de radio-teatros  integrado por los hermanos Martínez Casado, Carlos Badías, Arturo Liendo, Elvira Cervera, Otto Sirgo, Orlando Vallejo, la familia Veloz, y se transmitieron dramatizados como Actualidad mundial y Drama real, La entrevista policíaca, Héroes de la justicia, el Abogado de los pobres y el dominical El Hombre de la Casa Prado.

Sus principales patrocinadores eran: Sazonador El Potro, Café Pilón y Cigarros Partagás.

En esa etapa se instala una potencia de 50 kilos y repetidores, en la finca Fuente Blanca, en la antigua carretera de Guanabacoa, lo cual permite que a finales de los años 40, “Radio Progreso” sea una Emisora Nacional.

Fue entonces cuando se construyeron los nuevos estudios en Infanta 105, esquina a 25, con transmisiones desde el 28 de noviembre de 1953.

Todo esto provocó que la audiencia aumentara considerablemente y se añadieran bloques de programas de seis a ocho de la noche, a estudio lleno y con bocinas hacia la calle, lo cual muchas veces provocó interrupciones del tránsito. En esos bloques se incluían: La Sonora Matancera, Olga y Tony, la Orquesta de Los Hermanos Castro y los cantantes campesinos más importantes de la época como Celina y Reutilio, Raúl Lima y otros.

La cantidad y calidad de estos estudios distinguen a Radio Progreso del resto de las emisoras existentes en el país, sobre todo por el conocido como: Estudio uno, hoy Benny Moré, con capacidad para 300 personas, donde actuaron cantantes cubanos y extranjeros de reconocida calidad musical.

A partir de 1954 se fortalece la programación dramatizada que patrocinaron básicamente las Empresas Crusellas y Sabatés.

Con el triunfo de la Revolución, en 1959, la emisora se destacó por la transmisión de muchas  concentraciones populares que se realizaron en los primeros años revolucionarios. Radio Progreso fue la primera emisora que dio a conocer la huida del tirano Fulgencio Batista.

El 2 de julio de 1960 se nacionaliza la emisora, se llevó a cabo un reajuste de su programación y surgieron espacios como Música latinoamericana y la Canción y tú, con César Portillo de la Luz y las Hermanas Martí.

Con la Revolución, Progreso abarca los más diversos tópicos de la identidad nacional por medio de la literatura, el teatro, la historia, la ciencia y la técnica. La obra de nuestros intelectuales, artistas, científicos, deportistas, campesinos y del pueblo trabajador está presente en los programas informativos, dramatizados, musicales y variados.

Hoy se mantienen programas con una tradición de más de 30 y hasta 60 años al aire.

Entre los más  legendarios sobresalen: La gran aventura de la humanidad, Por nuestros campos y ciudades, Fiesta guajira, La Discoteca popular, La novela de las dos, La discoteca del ayer, Así se forjó la patria, Nocturno, Tríos en la noche, Estudio cuatro, Agente especial, entre otros.

Identifican la señal de Progreso en el tiempo voces como las de Dora Alonso, los Hermanos Casado,  Félix Pita Rodríguez, Carlos Gilí, Iván Pérez Ramírez, Ángel Larramendi, Ramón Álvarez Viejo, Georgina Granda, Alberto Luberta, Juan Esteban Nápoles, Eduardo Rosillo, Fernando Alcorta, Silverio Gutiérrez, la familia Alarcón Santana; todos han sido grandes  insignias de la emisora que conserva el tono y ritmo tradicional.

Nuestro slogan: «La Onda de la Alegría», con el respaldo de la orquesta de casa: nuestra emblemática Aragón, que coincide en su celebración fundacional de 80 años, ha contribuido con acierto a la identidad sonora de Progreso.

Por  90 años, Radio Progreso ha entrado en los hogares cubanos y tiene el propósito de seguir haciéndolo, con el compromiso de ofrecer cada día una mejor programación para la familia cubana y sus diversos públicos.

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE