Alberto D’ Pérez: la prensa y la radio cubanas están de luto

El corazón noble y bueno del colega Alberto D’ Pérez Fernández (1934-2021),  periodista de Radio Habana Cuba hasta su lamentable desaparición física, dejó de latir y vibrar al ritmo de la Revolución, y su almafue a encontrarse con el Espíritu Universal, leitmotiv en la obra poético-literaria y periodística de José Martí; referente ético que mediatizara su fecunda labor profesional en el ejercicio del periodismo revolucionario.

 Con una amplia e impecable trayectoria en la prensa cubana y de mucho más allá de nuestra plataforma insular, colaboró con el comandante Ernesto Guevara de la Serna (1928-1967), en la elaboración de un poll de noticias sobre la mayor isla de las Antillas, en idioma inglés, durante los primeros años del proceso revolucionario.

Pérez Fernández fue fundador de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y del espacio radial Haciendo radio, de Radio Rebelde, entre otros no menos relevantes. También trabajó en varias emisoras del país, así como en la Revista de la Mañana, de la Televisión Nacional, y en Granma internacional.

El ilustre periodista y radialista fue corresponsal en varios países del orbe, por sólo mencionar algunas misiones que desempeñó con la excelencia profesional que lo caracterizara durante su infatigable bregar en el ejercicio periodístico, percibido por él como fuente nutricia de ética, patriotismo, humanismo y espiritualidad.

La relación profesional y afectiva que establecimos Pérez Fernández y yo tuvo sus inicios en el lapso (2002-2007) en que colaboré con la emisora internacional, devenida la Voz de Cuba en el exterior, donde compartimos responsabilidades periodísticas en disímiles coberturas, sobre todo en la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU), así como en dependencias del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX).

Cubano ciento por ciento, Alberto era un hombre afable, comprensivo, de carácter fuerte, pero no áspero ni cáustico, que decía las cosas donde, cuando y como las tenía que expresar, de excelentes relaciones interpersonales y sociales, ya que —con apoyo en la inteligencia global y emocional, que lo identificara— sabía granjearse el afecto y el respeto de sus colegas de profesión, de los amigos en el plano personal, y de cuanto ser humano se acercara a él en busca de ayuda o consejo.

Alberto D’Perez Fernández duerma en paz el martiano sueño de los justos, porque usted cumplió —con creces— su misión terrenal.

Please follow and like us:

Publicado Por: Jesús Dueñas Becerra

Jesús Dueñas Becerra. Ejerce como colaborador la crítica artístico-literaria y el periodismo cultural en varios medios nacionales de prensa, en especial, en la emisora de la familia cubana: Radio Progreso. Su actividad fundamental es la crítica de danza y cinematográfica, así como las artes escénicas y las artes plásticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + Trece =