Científicos reciben el Escudo de la Ciudad de Cienfuegos.

Los científicos Dr. Vicente Vérez Bencomo, Yury Valdés Balbín y la Dra. Dagmar García Rivera, del Instituto Finlay de Vacunas, además de la investigadora María Eugenia Toledo Romaní, del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, recibieron el Escudo de la Ciudad de Cienfuegos, máxima distinción que otorga la Asamblea Municipal del Poder Popular.

El equipo de expertos, líderes de las vacunas Soberanas, que se aplican en la población pediátrica de este territorio, ostentan una reconocida trayectoria en el país y a nivel internacional en la creación de inmunógeno, que lo hacen acreedores al honroso símbolo de la Perla del Sur.

Esos especialistas desde el inicio de la pandemia han laborado sin descanso para lograr que niños, adultos y convalecientes a la enfermedad sean vacunados.

Al recibir el escudo de Cienfuegos, Vérez Bencomo, director del Instituto Finlay de Vacunas, expresó con la humildad que los caracteriza que este es un reconocimiento inmerecido porque en la batalla que se libra contra la pandemia uno no discute lo que debe hacer para salvar a la Revolución.

Precisa la periodista Dainerys Torres Núñez, comunicadora de la Asamblea Municipal que ante las autoridades cienfuegueras y asistentes al vacunatorio del Círculo Infantil “Amiguitos del Granma”, donde niños de más de dos años recibieron su primera dosis de Soberana 02, el Vérez Bencomo enfatizó que a ellos no les tocó arriesgar la vida, les tocó sacrificar muchas cosas, poner toda la energía y sobre la decisión de que fuera Cienfuegos la primera provincia del país en vacunar a los más pequeños, comentó que se basa en los deseos de hacer, de no dejarse vencer y en la capacidad organizativa de la provincia.

Maridé Fernández López, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y su Primera Secretaria en la provincia, agradeció a los expertos en nombre de Cienfuegos y Cuba, su dedicación a salvar vidas y les transmitió el cariño de los niños y manifestó la disposición para que el territorio sea sede de la aplicación de los adelantos de la ciencia en el país, como ocurrió hace años con el ensayo de la vacuna contra el Neumococo. Comenzó por el Centro Sur del País, la vacunación de los niños con más de dos años de edad.

Publicado Por: Manuel Varela Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 11 =