Código de las Familias: Una norma avanzada

La inclusión, el reconocimiento y la aceptación de todas las formas de relaciones que potencien la dignidad humana hacen del Código de las Familias una norma de avanzada, subrayó la doctora Patricia Arés.

En entrevista con Radio Reloj señaló que ese documento resalta los derechos y las garantías de niños, niñas y adolescentes, ancianos y ancianas, personas con discapacidad, personas de la comunidad LGTBI  y personas víctimas de violencia.

El Código de las Familias asume el mismo valor, reconocimiento y protección para todos los tipos de familias, tanto en la forma de matrimonio como en la de unión de hecho afectiva, y no prevalece ningún tipo sobre otra, precisó la psicóloga.

Arés puntualizó que la nueva norma jurídica promulga el ejercicio de deberes familiares sobre la base del amor, los afectos, la consideración, la solidaridad, la responsabilidad y el respeto mutuo.

Las relaciones socio-afectivas en el pedestal

La destacada psicóloga, Patricia Arés, significó que el Código de las Familias resalta la corresponsabilidad parental ante los hijos y las hijas, y privilegia la posibilidad de la guarda y cuidado compartidos entre el padre y la madre.

Reconoce a los abuelos, abuelas y otros parientes consanguíneos en el derecho a la comunicación familiar con las personas menores de edad, lo cual incluye todo tipo de comunicación: oral, escrita e, incluso, a través de los medios tecnológicos, señaló.

De acuerdo con la experta en psicología de la familia, el nuevo Código resguarda la dignidad humana y pone en el pedestal las relaciones socio-afectivas por encima de los vínculos consanguíneos o los vínculos por afinidad.

El proceso de debate y consulta popular del relevante documento ha develado interesantes matices y sobre ellos trataremos en próximas emisiones.

Publicado Por: Radio Cubana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 1 =