Fidel en el cariño de su pueblo

Con un profundo orgullo los cienfuegueros rinden homenaje a  Fidel Castro, pero todos con  la firme decisión  de continuar defendiendo el concepto de Revolución, de quien siempre será nuestro Comandante en Jefe.

 Figuras notables de la cultura, el deporte y la ciencia,  hombres y mujeres del pueblo  expresaron su pena por la desaparición física de quien dedicó su vida a luchar por un mundo mejor para la humanidad, pero sienten su presencia en cada una de las conquistas alcanzadas.

En este 95 cumpleaños de Fidel  Castro, quiero reflejar el sentir de los miles de jóvenes que sólo la lucha revolucionaria, iniciada el primero de enero de 1959,  fue capaz de darle a Cuba la verdadera independencia política, social y económica, que era una aspiración de los combatientes que iniciaron la lucha en 1868, expresó Rigoberto Bolaños Días, el niño vendedor de carbón en Aguada, convertido ahora en un acucioso investigador de la historia  de Cuba y Teniente Coronel jubilado de las FAR, enfatizó “… El pensamiento de Fidel y sus ideas me acompañarán mientras viva…”

Fidel Castro es impresionante, parecía que siempre te estaba mirando o que te iba a pedir alguna cosa. Yo quería que saliera eso en las fotos, quería que las personas lo vieran desde su naturalidad, desde lo espontáneo, el siempre quedaba bien, porque era fotogénico, afirmó Efraín Cedeño, foto reportero del periódico 5 de Septiembre, por casi cuatro décadas, tiene en su hogar las fotos que con tanto orgullo menciona, pero  prefiero verlas en la prensa, pues siento que esas fotos son de todos los cienfuegueros.

El doctor Alfredo Espinosa Brito, Héroe Nacional del Trabajo de la República de Cuba, reconoció  el impacto internacional de la desaparición física de Fidel Castro, por la influencia mundial de su pensamiento revolucionario.                                                

El destacado científico enfatizó que Fidel fue un Impulsor  de la salud en la Isla, pero espacialmente  en Cienfuegos, con la apertura del Hospital Provincial Dr. Gustavo Aldereguía Lima y la aplicación de programas especializados para las diversas patologías tuvieron en todo momento la  guía del Comandante en Jefe.

Aseguró que en muchos  lugares recónditos del planeta  el sinónimo de la palabra Cuba era Fidel, por el espíritu internacionalista, de quien siempre estará presente en la obra de la Revolución. 

 

El laureado cantautor, Lázaro García Gil, expreso todavía estoy en el marasmo de la noticia y nunca le escribí una canción, pero hice temas dedicados a dos mujeres muy vinculadas a su vida y la historia de esta patria, a Haydee Santamaría y Celia Sánchez; estoy seguro que ya vendrán las canciones y todo tipo de obras al Fidel inmortal, aunque ninguna podrá superar la esencia y la grandeza de su espíritu, porque su obra fue gigantesca y vivió para contemplarla.

En Cienfuegos se le recuerda con el cariño que merece el padre nos legó demasiado en cada campo y disciplina artística, era un hombre tan vasto, tan integral, que está en un Olimpo de hombres imprescindibles que han hecho historia.

El escritor y realizador radial Tomás Cadalzo Ruiz, comentó que las personas como Fidel Castro, que consagraron su vida a la justicia, la libertad y el humanismo jamás mueren, pues el final biológico no es otra cosa que el tránsito definitivo a la inmortalidad. Fidel vive por siempre en todas las causas justas de los pueblos, en cualquier lugar del mundo, por lejano que se halle geográficamente.

Él  luchó y legó a la Patria su definitiva independencia nacional; con el triunfo de enero de 1959 se inició un programa de transformaciones, que aportó programas sociales, de educación, la salud, el deporte, el derecho al trabajo, la reivindicación de los derechos de las mujeres, la eliminación de la discriminación racial, una forma de democracia socialista participativa, y la solidaridad humanista con todos los pueblos del mundo, particularmente con los más necesitados, hambrientos de pan, de justicia, con los olvidados e ignorados. 

También el notable lanzador de beisbol Adiel Palma, expresó “… en cierta forma estábamos preparados, pues algún día lo íbamos a perder físicamente, pero me sorprendió la noticia, lo  supe al día siguiente, cuando mi niño, temprano en la mañana, se me acercó y dijo: murió Fidel… Me quedé unos minutos sin poder reaccionar, pensando mil cosas… que en su discurso en el Congreso del Partido, que sería su última vez hablándole al pueblo, lo que fue una especie de despedida.

A nosotros nos toca seguir sus ideas, mantener su estirpe, su espíritu; esa voluntad que lo distinguía, por eso cuando salíamos al terreno representando al país en un partido importante, lo hacíamos con esa garra, pensando en él.

Palma aseguró que “… al confrontar su concepto de Revolución  con lo plasmado en las Sagradas Escrituras sobre el amor, son notables las coincidencias, pues Fidel tenía una visión muy grande, me atrevería a compararlo con un mesías, el mesías de Cuba, dicen que cada muchos años nace una persona así de excepcional… Ojalá y el próximo sea cubano también…”

El extraordinario pelotero cubano Antonio Muñoz, cuando habla de Fidel lo hace emocionado “… Fidel es mi padre, mi existencia, es lo que hoy vivo: la Revolución Cubana. Mi padre me trajo al mundo y Fidel me hizo lo que soy.

El mejor homenaje para él es ser cada día mejores en nuestra vida, nos toca decirle: descansa nosotros estamos aquí para continuar tu obra… y concluyó he hablado mucho de Fidel y siempre seré fiel a sus ideales, a sus enseñanzas.

El periodista de Perla Visión, Primitivo Gonzalez Prado, si hoy se  habla de la digitalización de la  sociedad, es porque Fidel promovió la enseñanza de la computación y creo la universidad de las ciencias informáticas, UCI, para el fomento y desarrollo de software y todo lo que se avizoraba de la robótica e informática.

Fidel está vivo, entre los  niños porque como nadie supo llegar a ellos, entre los intelectuales por su maestría y enseñanzas, entre los periodista porque siempre pensó como periodista y propicio temas de mayor interés e impacto social.

Fue un activo practicante del deporte y desde el  triunfo de la Revolución en 1959, pensó en Deporte como un  derecho del pueblo, a nosotros nos toca hablarle a las nuevas generaciones del orgullo que sentimos de estar en el bando de los agradecidos y la gratificación que sentimos por haber estado en más de diez 10 coberturas con Fidel, quien estuvo en cada paso de nuestros deportistas, caló hasta lo más profundo de ellos, tal es así que muchas generaciones de atletas lo consideran, su padre, amigo o hermano.

Hoy  el contexto del deporte no  es el mismo, pero hay que seguir bebiendo sin desmayar de la savia de Fidel, él no está físicamente pero sí acompaña cada paso de nuestros deportistas, los inspira en cada competencia, porque fue el forjador de un movimiento deportivo  sin precedentes.

Publicado Por: Manuel Varela Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + diecinueve =