Por la libertad, la soberanía y la independencia nacionales

Los cubanos celebramos hoy el Día de nuestra Cultura, efeméride que este año está especialmente dedicada al aniversario 60 de Palabras a los intelectuales, a los 120 años de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, al bicentenario del natalicio de Francisco Vicente Aguilera, y a los 100 años del nacimiento del poeta y ensayista, Cintio Vitier.



Como todos sabemos, el Día de la Cultura Nacional se celebra en Cuba cada 20 de octubre, en recordación y honra a un suceso que definitivamente marcó el nacimiento de esta nación rebelde y de su identidad: la entonación por vez primera del Himno Nacional cubano, La Bayamesa.

Por la libertad, la soberanía y la independencia nacionales

Con el mismo espíritu de rebeldía y amor a la patria que inspiró al abogado Pedro Figueredo, Perucho, a escribir tan ardientes versos, los trabajadores de la cultura, junto todo el pueblo del cual forman parte, se unen al empeño diario de los hombres y mujeres, de los niños y jóvenes, de los estudiantes, campesinos y amas de casa, por construir y hacer avanzar este país, conscientes de que en una sociedad socialista como la nuestra cada paso lleva la voluntad de un Estado constituido con todos y para el bien de todos.

Sin embargo, en medio de esta batalla realmente heroica por lograr el mejoramiento de la nación, cuando a partir de los esfuerzos de los trabajadores estamos haciendo posible la apertura de un camino de recuperación, algunos ejecutores políticos internos, conducidos, manipulados, pagados y alentados desde el exterior, fundamentalmente por el gobierno de Estados Unidos y la mafia miamense que este alimenta, anuncian la intención de realizar una marcha que han presentado como pacífica y lícita, invocando y distorsionando a la vez el verdadero contenido de la Constitución de la República, aprobada por la mayoría.

Sabemos que el fin esencial de estas conductas subversivas y mal disimuladas es el de incitar un cambio del sistema político en Cuba y la vuelta al capitalismo con el siempre apoyo interventor del gobierno de los Estados Unidos. Lamentablemente, muchos de estos provocadores son hijos nacidos en la Patria del Héroe Nacional José Martí, el gran antimperialista cubano del siglo XIX, y se han dejado estimular por la avalancha de mensajes enviados a través de las redes sociales por elementos que desde el exterior vociferan en favor de una intervención militar norteamericana, encabezada por connotados terroristas y aborrecibles figuras de la contrarrevolución en la Florida.

Los afiliados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura, conscientes de que nuestra labor cotidiana tiene que ver mucho con los modos de vida, la manera de pensar y actuar y la demostración más legítima de lo que fueron, son y serán los seres humanos, estamos convencidos de que ninguna provocación logrará desmoralizar ni amedrentar a los que aquí luchamos por el presente y el porvenir de la nación, en defensa de las conquistas de la Revolución que tras su triunfo el primero de enero de 1959 ponderó a la cultura artística y literaria como un verdadero escudo en el desarrollo humano y propiciadora de una mayor calidad de vida, individual y social.

Unidos, los afiliados al Sindicato de la Cultura se movilizarán como parte de este pueblo revolucionario, martiano y fidelista, contra los que se empeñen en arrebatarnos nuestra independencia y soberanía y las conquistas logradas con el sacrificio colectivo.

Asimismo, respaldamos la reciente declaración de nuestra Central Sindical, la cual subraya que “ante la escalada enemiga, apoyada en sus títeres de turno, la CTC y los sindicatos hacemos nuestras las palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro cuando fijó la postura de los revolucionarios cubanos: … “¡No le vamos a dar garantías a la contrarrevolución, que es lo que quieren! (…)  ¿Hacerle el juego a los que están dispuestos aquí a hacer correr la sangre de millones de personas? No tenemos por qué tolerarlo. Y no lo vamos a tolerar. Ni tendrán aquí ninguna prerrogativa, eso sí se lo dije muy claro a todo el mundo. Los contrarrevolucionarios no tendrán aquí ninguna tribuna. Los contrarrevolucionarios no tendrán aquí ningún derecho a hacer campañas contra la Revolución. ¡Se acabó!” …

Qué mejor ocasión para patentizar nuestra posición al lado de la verdad, la libertad, la independencia y la justicia, que este día en que recordamos el surgimiento de nuestro Himno Nacional, diez días después del inicio de la revolución mambisa tras el repique de las campanas del ingenio La Demajagua. Esas palpitantes letras que llamaban al combate, exaltando el sentimiento patrio, mediante un canto de guerra y de victoria hoy vuelven a vibrar en nuestros corazones.

Por la libertad, la soberanía y la independencia nacionales

Esta vez, es todo el pueblo de Cuba, encabezado por los trabajadores del sector de la Cultura, el que sale al combate enérgico por la libertad, por la soberanía y la independencia nacionales, convencidos de que la cultura constituye un recurso valioso de futuro.  Y ese futuro que todos deseamos y que todos estamos construyendo, no es precisamente el futuro que quieren imponernos los lacayos del imperialismo, esos falsos artistas y profetas que piden un cambio de régimen en nuestro país, cínicamente ignorando las verdaderas causas de los principales problemas que hoy tenemos, entre estos el enfrentamiento al más brutal de los bloqueos que conozca la historia del mundo: el impuesto por el gobierno de Estados Unidos desde hace más de 60 años, en los órdenes del comercio, la economía y las finanzas.

De lo que no se dan cuenta quienes desde dentro del país y fuera de este le siguen el juego a las pretensiones imperialistas es que, a pesar de haber transcurrido ese largo tiempo, no han podido asfixiar ni derribar la Revolución sabiamente iniciada, conducida y consolidada en Cuba por el líder histórico Fidel Castro Ruz y que ante cada acción provocadora y hostil, los trabajadores de la Cultura, fundidos con este pueblo heroico, apoyaremos el rumbo de la Revolución hasta consolidar a nuestro país como una nación próspera, sostenible, independiente, soberana, donde cada día resplandezca el filoso machete de los mambises.

¡Viva la Revolución Cubana!
¡Viva el Partido Comunista de Cuba!
¡Viva la central de Trabajadores de cuba!

Secretariado del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura.

Publicado Por: Radio Progreso

Radio Progreso es la emisora de radio cubana en idioma español. Fundada el 15 de diciembre de 1929, ofrece desde entonces programas musicales y culturales. El eslogan de Radio Progreso es La Onda de la Alegría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − diecisiete =