11 de julio: Día Mundial de la Población

Para  satisfacer de manera sostenible las necesidades: Cuántos somos  y cuántos seremos en el futuro. Esa es la cuestión.   De que el mundo avance en un contexto de prosperidad y equidad es responsable el  hombre como especie y también lo es a su vez de su propia existencia.

Tal razón influyó para que la Organización de las Naciones Unidas fijara  atención en una de las aristas de esa problemática y concibiera el 11 de julio como Día Mundial  de la Población, coincidiendo precisamente con la fecha en que la Tierra alcanzó los 5000 millones de habitantes, en 1989.

El Objetivo es centrar la atención en la importancia de lograr un desarrollo sostenible y,  concientizar a los líderes mundiales para que ayuden a que la salud y los derechos reproductivos sean una realidad para todos.

En medio de esa perspectiva son determinantes para alcanzar  esos propósitos, las condiciones socio económicas óptimas, que se generan en cada uno de los países y que estén   respaldadas por los gobiernos para así propiciar un desarrollo armonioso de la demografía, teniendo en cuenta la natalidad, fecundidad, envejecimiento y mortalidad.

Referencias estadísticas reflejan cómo la tierra  ha experimentado un crecimiento muy drástico en apenas 220 años; el orbe pasó de tener 1000 millones de habitantes en 1800 a más de 7  600 millones en 2020. Mientras tardamos unos 200 000 años en alcanzar 1000  millones de habitantes, en tan solo dos siglos multiplicamos esa cifra por siete.  Se prevé que aumente hasta los  8 500 millones para 2 030, 9 700 millones en 2050 y 10 900 millones en 2100.

Cuatro países en la actualidad poseen el 43 por ciento de la población mundial, con un total de 3 336 millones de personas, ellos son: China, India, Estados Unidos e Indonesia.

Otro elemento ilustrativo de la necesidad de la observancia de los parámetros que rigen los índices poblacionales y la planificación pertinente es por ejemplo que,  a comienzos de la década de 1970, las mujeres  tenían una media de 4,5 hijos cada una; en 2015, la fecundidad total mundial había caído hasta5 2,5 hijos por mujer. Mientras tanto, la vida media de las personas ha aumentado de de 64,6 años a comienzos de la década de 1990 hasta 72,6 años en 2019.

Estudios recientes prevén sin embargo, una reducción de la fertilidad que impedirá el crecimiento poblacional  a nivel global y que traerá como consecuencia   un envejecimiento de las personas además,  causará un impacto negativo en la economía, los sistemas de salud y la asistencia social.

Pero, entre guerras, crisis económicas y rancios neoliberalismos se despliega una madeja donde temas de protección de salud, planificación familiar y atención social quedan relegadas afectando de hecho, a personas enteramente vulnerables y expuestas a los desmanes socio políticos.

Una muestra fehaciente es la actual pandemia de la COVID-19 que ha impactado abrumadoramente en las personas, comunidades y las economías en el mundo entero, con énfasis en aquellos países con proporciones importantes de población en edad avanzada.

 

Cuál es el enfoque  de Fondo de Población de las Naciones Unidas ante la pandemia

Crear conciencia acerca de las necesidades de salud sexual y reproductiva y las vulnerabilidades de las mujeres y las niñas durante la pandemia y  visibilizar cómo se puede proteger los logros alcanzados con tanto esfuerzo.

El organismo  acentúa  que si el confinamiento se prolonga por espacio de 6 meses 47 millones de mujeres en países de ingresos medios y bajos podrían no tener acceso  a anticonceptivos modernos, lo cual  se traduciría en 7 millones de embarazos no planeados y también se podrían esperar 31 millones de casos de violencia de género adicionales

Asimismo,  hacen referencia  a  que   el 60 por ciento de las mujeres laboran en la economía informal y por ende, corren  un mayor riesgo de caer en una situación de pobreza.

La respuesta a la COVID-19  en todos los países es fundamental y determinará la rapidez con la que el mundo habrá de recuperarse, y también si se alcanzan  o no los Objetivos de  desarrollo sostenible.

 

Cuba en contexto

El gobierno cubano evalúa sistemáticamente la marcha  de temas priorizados para el desarrollo económico y social de la nación, por ejemplo, la dinámica demográfica de Cuba y el cumplimiento del programa de atención a esta importante cuestión que cada vez adquiere mayor complejidad por ser uno de los que más impacta en la vida presente y futura de Cuba.

Al respecto el presidente de la República, Miguel Díaz Canel insistió que en el contexto actual de enfrentamiento al nuevo coronavirus, el gobierno ha implementado acciones que favorecen este programa; y hay avance en lo que se está proponiendo de incrementar los círculos infantiles y crear mejores condiciones en hogares de ancianos y casas de abuelos.

Díaz Canel instó a que el país realice un trabajo de inteligencia, intensamente   y adecuado buscando que haya más nacimientos y detener así el decrecimiento poblacional.

Vale destacar que en el primer trimestre de 2020 ocurrieron en Cuba 23 666 nacimientos; en tanto, las defunciones alcanzaron la cifra de 27 269, lo que marca por primera vez una disminución natural de la población en la mayor de las Antillas.

El pasado año el número de cubanos con 60 años o más llegó a 20,8  por ciento del total de la población; cifra que para  2020 se estima crezca hasta un 21,2 por ciento, y los pronósticos indican que para el 2030 alcance el 30 por ciento. Un tercio de la población, lo que refleja el creciente envejecimiento poblacional de Cuba.

La baja natalidad, fecundidad y  muy baja mortalidad caracterizan a nuestro país que  también tiene indicadores migratorios externos que influye en la pérdida de población, aunque a partir del 2013 con la nueva legislación, los cubanos viajan más y se quedan menos.

Las provincias más envejecidas del país son Villa Clara con 23,4 por ciento de su población con 60 años y más, le sigue La Habana con 21,3 y Sancti Spíritus con 21,2; en tanto, Artemisa, Guantánamo y la Isla de la  Juventud son los territorios menos envejecidos, con valores del 18 por ciento como promedio.

La atención a las parejas infértiles constituye otro aspecto de prioritario para el estado cubano que,  de un universo de más de 138 mil parejas a atender, ha podido llegar, al menos al 99,9 por ciento, por  esta vía, en todo el sistema de salud, desde los municipios hasta los Centros de Alta Tecnologías. En el año 2019 y en el primer trimestre de 2020 se han obtenido 11 678 embarazos.

Se trabaja en una veintena de medidas para estimular la natalidad, que incluyen una mayor atención y protección a las mujeres embarazadas, a las madres y padres trabajadores, así como a las familias encargadas del cuidado de los menores.

En Cuba, país sometido a un férreo bloqueo por parte de  Estados Unidos   por seis décadas, la utilización de los recursos previstos en el Plan de la Economía es prioritaria para la atención al tema de la demografía por cada territorio.

En el mundo,  según las oficinas del Fondo de Población los elevados niveles de urbanización y una aceleración de las migraciones influyen en el desarrollo económico, el empleo,  la distribución de la renta y en las protecciones sociales, por eso para  satisfacer de manera sostenible las necesidades de las personas, los encargados de la formulación de las políticas deben saber cuántas personas viven en el planeta, donde se encuentran, qué edad tienen y cuántas personas habrá en el futuro.

Please follow and like us:

Publicado Por: Laudelina Manzano Bell

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =