Eliseo Diego en la memoria

«Eliseo Diego es uno de los mejores poetas de la lengua española». Con esa puntual afirmación del escritor y periodista Gabriel García Márquez (1927-2014), Premio Nobel de Literatura, he decidido comenzar esta crónica, dedicada al centenario del poeta, escritor y traductor Eliseo Diego (1920-1994), Premio Nacional de Literatura 1986 y Premio Internacional de Literatura Latinoamericana y Caribeña Juan Rulfo 1993.

Un documental del realizador Julián Gómez recoge —mediante imágenes de archivo— las etapas vitales (infancia, adolescencia, juventud, adultez y senectud) de Eliseo Diego (1920-1994).

Dicho audiovisual incorpora, además, profundas valoraciones hechas por el laureado poeta y ensayista Cintio Vitier (1921-2009) en relación con la obra poético-literaria de Eliseo, así como dos opiniones de entonces jóvenes bardos, quienes precisaron la marcada influencia del ilustre intelectual en su producción en el campo de la poesía.

Quienes tuvieron el inmenso privilegio de conocer y tratar personalmente a Eliseo Diego, pudieron apreciar la caballerosidad que lo identificara en cualquier medio, así como la cuidadosa manera de acercarse a los «pinos nuevos», a quienes —en todo momento— alentara a marchar por el buen camino de la vocación poético-literaria.

Eliseo siempre se consideró, ante todo y por encima de todo, «poeta […], es decir, un pobre diablo, a quien no le queda más remedio que escribir en versos […]», manifestó en cierta ocasión el autor del antológico poemario En la Calzada de Jesús del Monte.

Ese grande de las letras iberoamericanas incursionó en los más disímiles géneros literarios: el ensayo, el relato corto, y la traducción. Durante el ejercicio profesional de dichas disciplinas humanísticas, demostró —con creces— el absoluto dominio de la palabra escrita, así como la limpieza y la musicalidad que configuraran un sello distintivo de todo lo que salía de la inagotable inspiración del autor de Soñar despierto.

Por otra parte, los principales temas desarrollados por Eliseo en su vasta obra poético-literaria giran alrededor de la vida, la muerte, el inexorable dios Cronos, la ciudad, el campo, entre otros que centraron su atención e interés.

Eliseo fue fundador, junto a José Lezama Lima (1910-1976), Cintio Vitier y Virgilio Piñera (1912-1979) del mítico grupo Orígenes y de la revista homónima.

Los valiosos aportes teórico-conceptuales y prácticos de Eliseo Diego a las letras insulares, y de mucho más allá de nuestras fronteras geográficas, han sido estudiados en universidades foráneas, y consecuentemente, se han ganado el favor de un público local y extranjero, que lo tuvo —lo tiene y lo tendrá— entre sus paradigmas literarios de todos los tiempos.

Una nueva entrega de la revista Upsalon, órgano de los estudiantes de la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana, está dedicado —íntegramente— a Eliseo Diego, e incluye estudios críticos acerca de su obra poético-literaria, entre otros materiales periodísticos, cuyo eje temático fundamental lo constituye la excelsa figura de tan eminente creador cubano.

 

Please follow and like us:

Publicado Por: Jesús Dueñas Becerra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 10 =