26 de julio: día muy especial para los cubanos

Este martes es un día muy especial para los cubanos. Hace 69 años que un grupo e valerosos jóvenes catapultaron a la gloria el heroísmo, la dignidad y el amor por la Patria.

Aquel lejano 26 de julio de 1953 era el Día de la Santa Ana. Era domingo y había carnavales en Santiago de Cuba.

Antes del amanecer de aquella significativa fecha un grupo de valientes, dirigidos por Fidel Castro Ruz, se lanzó a conquistar el futuro. Atacaron el cuartel Moncada con Fidel al frente, y el Carlos Manuel de Céspedes con Raúl Castro Ruz como jefe de los intrépidos jóvenes.

La acción no logró los objetivos esperados: vencer y apoderarse de las armas para luego continuar la lucha en la Sierra Maestra. Pero sí fue el motor pequeño que echó a andar el grande. Hubo derroche de coraje, intrepidez, valentía y mucha decisión de alcanzar la justicia social en nuestro país.

Los asaltantes que quedaron con vida, entre ellos Fidel y Raúl –la mayoría cayeron en combate o asesinados- fueron sometidos a un proceso judicial que los llevó al presidio por varios años.

Sin embargo, en 1955 llegó la amnistía para los jóvenes de la Generación del Centenario. Y se fueron al exilio. México los acogió. Y desde ese país Fidel organiza la expedición que arriba a Cuba el 2 de diciembre de 1956.

Luego del desembarco, el 5 de diciembre, en Alegría de Pío, tuvieron su bautismo de fuego. Otra derrota más. Muchos cayeron, otros dispersados fueron apresados y asesinados.

En Cinco Palmas, en plena Sierra Maestra, el 18 de diciembre se reencuentran Fidel y Raúl, ambos con un puñado de hombres y solo siete fusiles. De ahí la histórica frase del líder de la Revolución: “ahora sí ganamos la guerra”.

Y efectivamente en menos de tres años con solo algo más de 3 mil hombres sobre las armas derrotaron a un moderno ejército compuesto por más de 80 mil soldados bien entrenados y sofisticadas armas en su poder, proporcionadas por Estados Unidos.

Aquella brisa de libertad nos regaló un 1ro de enero de 1959, cuando el Ejército Rebelde alcanzó la definitiva victoria, una rotunda victoria que trajo justicia a este pueblo sojuzgado por muchos años. Hoy somos aún más libres y soberanos. Tenemos Patria y tenemos dignidad. Y una Revolución que defendemos a cualquier precio.

Publicado Por: Adrián González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 16 =