Consejo de Ministros analiza proyecciones del Gobierno para corregir distorsiones y reimpulsar la economía

A enfrentar todo lo que se aparte del espíritu de la Revolución en nuestra sociedad convocó el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en la primera reunión del Consejo de Ministros de este año, en la que se informó de varios procesos políticos que se desarrollarán durante los próximos meses para acompañar la implementación de las Proyecciones del Gobierno para corregir distorsiones y reimpulsar la economía.

El hilo conductor que debe marcar todos esos procesos políticos, indicó el mandatario, son los planteamientos del General de Ejército Raúl Castro Ruz en el discurso por el aniversario 65 de la Revolución, a partir de sus conceptos sobre la unidad, el trabajo de los cuadros, la labor ideológica, y cómo hay que enfrentar los problemas de la economía.

El objetivo es avanzar con coherencia en la implementación de las medidas económicas, y que podamos abordar la problemática social, ideológica y económica, con integralidad en los análisis.

Serán procesos de gran envergadura, dijo, que se inician con una discusión de la militancia partidista, abarcan todas las estructuras administrativas, y también los colectivos de trabajadores, de estudiantes, y la población en las comunidades, por lo tanto, toda la sociedad cubana estará involucrada en esos debates.

Se trata de reflexionar, evaluar y proponer, con rigor y creatividad, las soluciones a los problemas en cada lugar. Todo el mundo, dijo Díaz-Canel, tiene en esto gran responsabilidad, fundamentalmente los cuadros a los diferentes niveles, que deben prepararse bien para poder conducir esos procesos en todo el país.

El Jefe de Estado subrayó que “hay que tener los oídos abiertos, porque habrá personas que consideren que tal medida se puede aplicar de tal forma, o que propongan otra, y eso también nos va a dar, desde la población, un bagaje de ideas que se pueden convertir en acciones”.

Díaz-Canel subrayó que “las medidas son necesarias e impostergables, porque corrigen profundas distorsiones y desviaciones estructurales que lastran el desempeño de la economía cubana”.

Aquí hay proyecciones, destacó, destinadas a impulsar las exportaciones y la producción nacional, también para ahorrar; algunas tienen un sentido recaudatorio, precisamente con el fin de potenciar esas producciones nacionales, provocar el ahorro o redistribuir las riquezas.

“Son medidas encaminadas a estabilizar macroeconómicamente el país, defendiendo las conquistas sociales, por lo tanto, además de crecimiento económico, están buscando desarrollo social”, sentenció.

Son medidas, insistió, orientadas al beneficio del pueblo, “si crecemos en la economía, si dependemos menos de las importaciones, si exportamos más e incrementamos la captación de divisas que el país necesita, ¿para quién es eso?, es para la población”, señaló.

Díaz-Canel rechazó los intentos de los enemigos de la Revolución de presentar las Proyecciones del Gobierno cubano como un paquete neoliberal, al estilo de otros procesos en la región y el mundo en los que prima “el sálvese quien pueda» y todo es “tierra arrasada”.

Recordó que la primera medida aplicada fueron los pagos adicionales a los sectores de la Educación y de la Salud. “¿Qué paquete neoliberal en el mundo empieza aumentando ingresos a dos sectores de la sociedad como son la Salud y la Educación? Los paquetes neoliberales empiezan precisamente quitando Presupuesto y privatizando todo eso”, comentó.

Es un reconocimiento a dos sectores que tienen las funciones más importantes en una sociedad: garantizar la vida, la salud y la educación. Y cuando se benefician ellos, refirió, nos estamos beneficiando todos.

Además, agregó, estas proyecciones están dando luces, pues en la medida en que nos recuperemos en la economía, que disminuyamos el déficit presupuestario y que tengamos más ingresos, se irán mejorando pensiones, salario mínimo y los ingresos en otros sectores.

En su medular intervención ante el Consejo de Ministros, Díaz-Canel recordó que “se ha planteado como principio que las medidas se aplican cuando las condiciones estén creadas, cuando estén estudiados los tratamientos diferenciados a los que pueden tener más impacto, producto de la aplicación de la medida, así es como se está trabajando”.

Por eso es importante este proceso de discusión con toda la población, por eso es importante seguir dando información adecuada en todos los canales posibles, empezando por los sitios institucionales de los organismos, consideró.

Díaz-Canel fue enfático al asegurar que la Revolución Cubana, como en toda su historia, no dejará a nadie desamparado. “Hay una obra social defendida en todos estos años que, aun en las condiciones más complejas, está creciendo, en envergadura y en calidad”.

Ese es el caso, ejemplificó, de las nuevas casitas infantiles que están naciendo en todo el país, con buena infraestructura y servicio; del programa de recuperación de los consultorios del médico y la enfermera de la familia; de las transformaciones en los barrios; de los 32 programas sociales que se mantienen en medio de estas difíciles circunstancias, los cuales continúan dando soluciones y atenciones a personas que tiene una determinada problemática.

Tenemos todos los argumentos, acentuó el Primer Secretario, que nos llevan a la convicción de que hay que defender las medidas.

Estremecer la labor política e ideológica

Se informó de varios procesos políticos que se desarrollarán durante los próximos meses para acompañar la implementación de las Proyecciones del Gobierno. Foto: Estudios Revolución

En este Consejo de Ministros se informó, además, sobre otros dos procesos políticos que impulsará el Partido Comunista de Cuba.

Según explicó Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y secretario de Organización del Comité Central, se decidió analizar y debatir en las organizaciones de base del pcc y la ujc, así como en las estructuras del Gobierno, los discursos pronunciados por el General de Ejército Raúl Castro Ruz y del Primer Secretario, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en el aniversario 65 del triunfo de la Revolución.

Es un proceso, precisó, que contribuirá a reafirmar la necesidad e importancia estratégica de la unidad, la ejemplaridad y la combatividad en las filas revolucionarias.

“Estamos haciendo un llamado a que sea riguroso, creativo, y que vaya a las esencias de las urgencias que hoy tenemos en la salvaguarda de la Revolución y en la construcción del socialismo”.

Morales Ojeda puntualizó que el Partido impulsará igualmente la discusión del documento “Conceptos básicos para la corrección de desviaciones y tendencias negativas en la sociedad cubana»; una práctica, recordó, que no es nueva en nuestro país.

Se retoma, dijo, en un contexto socioeconómico complejo, matizado por el recrudecimiento del bloqueo, que impone serias limitaciones a nuestro desarrollo, sumado a insuficiencias y distorsiones propias.

Esto tiene, recordó, profundos antecedentes históricos: el iii Congreso del pcc, que derivó en el Programa del Partido y en el Proceso de rectificación de errores y tendencias negativas, encabezado entonces por nuestro Comandante en Jefe.

A lo largo de estos años de Revolución, Fidel y Raúl han sido artífices de la necesidad de cambiar todo lo que debe ser cambiado, pero también de corregir o combatir lo que amenace la supervivencia de la Revolución. Esto debe convertirse en un debate popular, dijo Morales Ojeda.

Al respecto, el Primer Secretario alertó que no se trata de un proceso frío, «lo que estamos tratando es de impregnar una manera sistemática de hacer, que constantemente estemos analizando qué desviaciones hay en nuestro radio de acción, en lo que nos compete, y cómo las vamos a superar. Tenemos que propiciar que en cada lugar se identifique qué problemáticas hay y cómo las vamos a enfrentar”.

No podemos esperar a resolver los temas económicos para abordar asuntos de otra índole que están afectando hoy a nuestra sociedad. Si trabajamos todos esos procesos, vamos a avanzar en lo ideológico, en lo económico y en lo social, consideró Díaz-Canel.

Política de país

Como “una política de país” definió el primer ministro Manuel Marrero Cruz las Proyecciones del Gobierno para corregir distorsiones y reimpulsar la economía, las cuales fueron abordadas y aprobadas en primera instancia en el Buró Político, luego en Pleno del Comité Central, y por último en la Asamblea Nacional, con total respaldo de los diputados.

“Esto no es un poco más de lo mismo”, enfatizó, al intervenir ante el máximo órgano de Gobierno en Cuba. Hemos sido criticados con razón –incluso por nuestro pueblo– por los planes de medidas que no han logrado transformar los problemas, independientemente del impacto real que ha tenido el bloqueo para avanzar de una manera más acelerada.

Este es un proceso de transformación del trabajo del Gobierno en el país, insistió Marrero Cruz, de fortalecimiento de sus diferentes estructuras, como máximo responsable de los problemas económicos y sociales que impactan directamente en nuestra población.

“Ya el pueblo no exige más de nosotros esfuerzos, sacrificios, consagración; el pueblo exige de nosotros resultados”, subrayó. No tenemos dudas, aclaró, de las difíciles situaciones con que enfrentan las tareas los directivos en las diferentes instancias, a tiempo completo, pero tenemos que lograr que ese esfuerzo esté acompañado de resultados.

Cuando hablamos de reimpulsar la economía, es un llamado profundo que va mucho más allá de esperar a que nos caigan del cielo los combustibles y las divisas, enfatizó el Primer Ministro.

El escenario no va a cambiar, será muy complejo, pero tenemos que transformar nuestra economía, y nos incentivan los ejemplos de personas, de colectivos, de organizaciones que bajo esas mismas complejidades han hecho cosas diferentes, han buscado alternativas.

Todo lo que hagamos, indicó Marrero Cruz, lo tenemos que asociar a las Proyecciones del Gobierno, a ese llamado a revisarnos, a hacer las cosas diferentes, a hacer las cosas mejor. Cada vez que veamos que algo se está trabando por la actitud de un cuadro, no podemos permitirlo.

El Primer Ministro se refirió al papel que desempeñan los cuadros y cómo deben actuar para enfrentar una economía de guerra como la que vive Cuba: cuadros que no se detengan, que tengan vocación para buscar soluciones, que no pongan fronteras que les impidan avanzar.

Tenemos que revisarlo todo, señaló. Todo lo que no esté marchando bien hay que revisarlo, «pero revisarlo para buscar soluciones», acotó.

Hemos dicho que vamos a transitar momentos complejos, recordó Marrero Cruz, que las medidas no van a transformar de un día para otro la situación del país, “pero sí son la salida, de eso estamos seguros, y sí van a ir poco a poco encontrándose soluciones y viéndose las luces, pero eso será cuando nos unamos todos, y todos nos sumemos”.

Desarrollar la economía es ofrecer mayor bienestar

El vice primer ministro y ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, destacó la prioridad y alcance de las Proyecciones del Gobierno durante 2024, “que no son fundamentalmente de incremento de precios, sino que abarcan el necesario impulso a la actividad productiva, el incremento de la producción nacional, las exportaciones e ingresos en divisas y la estabilización macroeconómica”.

No se trata de subir los precios por incrementarlos, precisó, sino de incentivar el ahorro, hacer un uso más eficiente de los recursos, y buscar una distribución más justa y equitativa de la riqueza que se genere.

“Ese es el sentido de las tarifas y de los precios que estamos actualizando, porque se han quedado rezagados en el tiempo, desconectados de los costos, y hoy por hoy lo que realmente está sucediendo es que se está incentivando el derroche”.

En su presentación, ante el Consejo de Ministros, del Plan de acciones para la implementación de las Proyecciones del Gobierno para corregir distorsiones y reimpulsar la economía, Gil Fernández apuntó que un objetivo clave es avanzar en la estabilización macroeconómica del país.

“Todas las acciones que están incorporadas a las Proyecciones del Gobierno están vinculadas con el Programa de Estabilización Macroeconómica”. Lo que estamos haciendo de corrección de precios, ejemplificó, tiene que ver con la estabilización macroeconómica, porque elimina o reduce subsidios, e incrementa ingresos fiscales.

Cuando estamos tomando medidas para el fomento y el estímulo productivo, cuando estamos transformando el mercado cambiario, eso tiene que ver con la estabilización macroeconómica del país.

Incrementar y diversificar los ingresos externos, señaló el Ministro, también es fundamental. Muchas de las proyecciones tendrán impactos más favorables, dijo, en la medida en que dispongamos de más recursos. Hay acciones encaminadas a incrementar los ingresos que hacen falta para enfrentar un conjunto de cuestiones que tenemos que hacer en la economía. Disponer de más combustible, de más insumos para la producción nacional, transita necesariamente por ingresos en divisas, ingresos externos que hay que incentivar.

Gil Fernández señaló, entre los objetivos de las Proyecciones del Gobierno, el incremento de la producción nacional, con énfasis en el aprovechamiento de las capacidades instaladas.

La medida de disminuir aranceles a las materias primas, insumos y bienes intermedios, ilustró, tiene que ver precisamente con incentivar la importación de materias primas para encadenarse con la industria nacional. Hoy tenemos capacidades ociosas en la industria, y estamos importando productos que se pueden producir en Cuba, apuntó.

El Vice primer ministro habló, igualmente, de desarrollar más la política social y los mecanismos de protección a las personas, familias y hogares en situación de vulnerabilidad. “Esto hace explícita la lejanía que hay entre nuestro programa de Gobierno y un programa neoliberal”.

Es un objetivo esencial también “reducir el delito, la corrupción, las ilegalidades e indisciplinas sociales, mediante la prevención y el enfrentamiento, incidiendo en las causas y condiciones que los generan”. Hay que poner orden, acabar con la blandenguería, poner mano dura en lo que corresponde, y exigir que se cumpla lo establecido, precisó.

Existen Proyecciones de alto impacto, apuntó, entre ellas el mecanismo de asignación y gestión de la divisa, que incluye el redimensionamiento del mercado cambiario, lo cual es transversal a toda la economía y lo vamos a enfrentar este año; el tránsito del subsidio a productos al subsidio a personas, que implica un cambio en la distribución de la riqueza, más justa y equitativa; así como la transformación en el entorno institucional, regulatorio y organizativo de la economía.

Desarrollar la economía, subrayó el Vice primer ministro, “significa, ni más ni menos, ofrecer mayor bienestar al pueblo, y lo que estamos haciendo va en esa dirección. El peor riesgo, dijo, estaría en no cambiar y en no transformar, «todo lo que estamos cambiando va en la dirección de un mayor bienestar a nuestro pueblo”.

¿Por dónde va la implementación?

El titular de Economía y Planificación presentó al Consejo de Ministros una actualización de por dónde va el cronograma de implementación de las decisiones aprobadas como parte de las Proyecciones para corregir distorsiones y reimpulsar la economía, rendición de cuentas que ocurrirá cada mes, en la reunión del máximo órgano de Gobierno.

Hasta el momento están implementadas las medidas salariales para estimular la permanencia de los trabajadores de los sectores de la Salud y la Educación; e igualmente la prórroga, hasta el 31 de marzo de 2024, de las exenciones arancelarias a la importación de alimentos y aseo por las personas naturales, sin carácter comercial.

Asimismo, están publicadas en la Gaceta Oficial las normas jurídicas que implementan la reducción del 50 % de los aranceles por la importación de materias primas y bienes intermedios, y el incremento de aranceles a la importación de tabacos, cigarros, rones y aguardientes.

Según se conoció, para febrero está previsto actualizar las normas que permitan reordenar los proyectos de desarrollo local; así como descentralizar a los gobiernos territoriales la facultad de la aprobación de los precios mayoristas y minoristas de la Medicina Natural y Tradicional, de elaboración local dispensarial e industrial.

En ese mes, igualmente, se avanzará en la presentación de propuestas para redimensionar el mercado cambiario, la intervención del informal y el control del tipo de cambio en el país, lo que incluye la determinación de la tasa de cambio y la formación de precios.

«Se está trabajando fuerte en esto, por el impacto que tiene para el fomento y el estímulo productivos», dijo Gil Fernández.

Asimismo, «recuperar los flujos de remesas, incentivar su captación y estudiar la factibilidad de nuevos canales, plataformas y el empleo de escenarios digitales para las remesas y operaciones bancarizadas de cobros y pagos desde el exterior; e implementar el nuevo mecanismo para la asignación y gestión de la liquidez para todos los actores económicos, a partir de las distorsiones que hoy tenemos, para poder lograr un funcionamiento más armónico de la economía, y se pueda así avanzar en la autonomía de la empresa estatal».

Como es habitual, el Consejo de Ministros analizó varios temas de la agenda nacional, entre ellos, en esta ocasión, el Anteproyecto de Decreto-Ley de la Caja de Resarcimientos, que será presentada al Consejo de Estado, ejerciéndose así la iniciativa legislativa.

Fuente: Cubadebate

Publicado Por: Teodoro Herrera Acosta

Graduado de Licenciatura en Periodismo en 1981 en la Universidad de La Habana ha trabajado en los periódicos 26, de la provinica de Las Tunas; La Demajagua, de la provincia Granma, en Prensa Latina, así como en las emisoras de Radio Reloj, Radio Cadena Habana, Radio Metropolitana, Habana Radio y actualmente es el Jefe Editor del Sitio Web de Radio Progreso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − catorce =