Dos seres humanos en el corazón del pueblo: Maceo y Che (+Video)

Todos los cubanos llevamos dentro el pensamiento aguerrido y solidario de Antonio Maceo  Grajales y Ernesto Guevara de la Serna. Los que hemos crecido con  la irreversible Revolución, pues el 14 de junio nunca pasa por alto. La vida ha demostrado que el sexto mes del año la coincidencia de los natalicios de estos seres humanos constituyen banderas para conquistar nuevas victorias.

Sin ellos quererlo, Maceo y Che se igualan en el tiempo, y junio brilla con color de independencia, y símbolo de intransigencia revolucionaria.

Este 2021 encierra la conmemoración del  nacimiento en su aniversario 175  de  Antonio Maceo, Lugarteniente del Ejército Libertador,  o como todos los cubanos lo recordamos , el Titán de Bronce;  y además en el centro de la localidad del  Rosario, Argentina,  la entrada a la vida  hace 93 años de  Ernesto Guevara de la Serna, el Guerrillero Heroico.

Apuntar cualquier texto significa con creces el axioma martiano: Honrar, honra.

Bravura y entereza los distinguen. Aunque llegaron al mundo en siglos diferentes, la fecha resulta propicia con pureza revolucionaria recordarlos. Ochenta y tres años separan sus nacimientos, pero muchos son los puntos en contacto entre estos dos hombres. Maceo, urgido por las circunstancias del exilio, recorre varias naciones de América Latina, mientras que Che, llevado por su afán de conocimientos y aventuras, también viaja por gran parte de la topografía latinoamericana.

Ambos, en su momento y como parte de las luchas por la independencia de Cuba, protagonizaron la invasión de Oriente a Occidente. El Titán de Bronce, junto al Generalísimo Máximo Gómez, evidenció sus cualidades excepcionales de estratega militar durante la epopeya de 1895, y sus gloriosas heridas en combate fueron sus más preciados trofeos de guerra.

Muchos años después, a finales de 1958, el Che reeditó junto a Camilo Cienfuegos otra invasión de Oriente a Occidente durante la guerra de liberación contra la tiranía de Fulgencio Batista.

Profundo sentido de decoro y humanismo determinó a los dos combatientes, que, como detallan los estudiosos de sus vidas, siempre buscaron conocer las inquietudes y anhelos de los soldados bajo su mando.

Tanto Maceo como el Che se preocuparon por la suerte de otros pueblos del mundo. El protagonista de la Protesta de Baraguá expresó su deseo de combatir también por la libertad de Puerto Rico, mientras que Ernesto Guevara partió hacia otras tierras preocupado por la suerte de los más humildes.

La historia, que nunca engaña,  se ha encargado de soldar a estos dos gallardos y honorables hombres, que dejaron una profunda huella en la contienda de Cuba, pero también de toda América Latina.

De ellos diría el líder histórico de la Revolución cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz:

«Maceo era ya un personaje legendario cuando el Che vino al mundo. Si uno afirmó que quien intentara apropiarse de Cuba recogería el polvo de su suelo anegado en sangre si no perecía en la lucha, el otro anegó con su sangre el suelo de Bolivia tratando de impedir que el imperio se apoderara de América. Ambos fueron invasores de Oriente a Occidente; ambos murieron en combate; ambos son hoy símbolos insuperables de valor e intransigencia revolucionaria».

Publicado Por: Teodoro Herrera

Periodista y director de programas en Radio Progreso, la Onda de la Alegría. #Cubano100%, habanero, ama la vida, la familia y los amigos. Bailar, leer, la playa y la cerámica son sus grandes entretenimientos. Twitter. - @teocapricornio Correo.- teodoro.herrera@icrt.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 18 =