Emérito Martínez, Radio Progreso y Nocturno

Este miércoles 28 de abril de 2021 dijo adiós a la vida uno los grandes realizadores de la Radio Cubana: Emérito Martínez. Su nombre queda grabado en la emisora de la familia cubana como el fiel exponente de un programa: Nocturno, un espacio que ha logrado conquistar corazones desde el 6 de agosto de 1966.

Martínez González recibió durante su vida profesional diversas  distinciones y condecoraciones como la Medalla “Raúl Gómez García”, cuatro Girasoles de la Revista Opina, el Micrófono de la Radio, el Diploma por los 50 años de la Radio Cubana y el Diploma por los 50 años de Nocturno.

Hablar de Emérito, para este cronista es apuntar a un compañero de trabajo  con calificativo: dedicación plena, al cual tuve la oportunidad de entrevistar y dedicar espacios informativos.

Mas quisiera en esta reseña resalta los testimonios de sus compañeros que vivieron con el día a día haciendo sus espacios un sonido para ver y amar.

Marlon Alarcón Santana: Trabajar durante años con Emérito Martínez,  lo resumo como una hermosa vinculación con un maestro,  y con él toda tesitura del programa Nocturno, que encierra por dentro y por fuera el nombre de este cubano. Lo convirtió en el musical de Cuba. La producción musical que el pueblo le gusta  está presente cada día por la retroalimentación de sus cartas y telegramas. Él como ningún otro director  logró la popularidad del espacio más escuchado de Radio Progreso, junto a Alegrías de Sobremesa. Nocturno y Emérito Martínez simbolizan ese  diálogo musical ameno con estrellas de pueblo.

Víctor González y Medina: Trabajar con Emérito Martínez  me aportó un estilo y forma de conducir programas musicales.  Fue una unión de confluencias de dirección y locución.  Grabé otro de los espacios unitarios de la Onda de la Alegría,  que  él fomentó una impronta durante diez años; me refiero: Cuba y música.

Pelegrín Vargas: Mi primera alianza con Emérito Martínez fue cuando trabajé en la revisión,  sinopsis de cartas e ideas de los fieles oyentes del estelar espacio Nocturno. Con él se aprendía a continuar la tradición en cuanto a lo que se llama la realización de producciones musicales. Pienso que él aportó y evolucionó el espacio Nocturno al más alto nivel de llevarlo hasta la forma de espectáculo, donde la confrontación con el público se hacía patente este arraigo popular como Patrimonio de la Radio Cubana. Otro elemento a distinguir  es como director de Cuba y su música, programa  que salía cada domingo durante una hora como discoteca bailable en defensa de la música cubana con lo más auténtico en los diversos géneros musicales.

Augusto Torriente Maure: El 4 de abril de 1975 se incorporó  Emérito Martínez como musicalizador de Nocturno,  hasta llegar a ser su director con más tiempo y legado en el gustado espacio. En Nocturno  empleó la música de la Década Prodigiosa con sus  mejores exponentes, con artistas cubanos y foráneos, como: Joan Manuel Serrat, Nino Bravo y los grupos españoles en boga, Fórmula Quinta, Los Bravos, y otros. Los Beatles, el gran grupo británico,  fue en Nocturno, de Radio Progreso,  donde se transmitió con la canción “Hey, Jude”.  Asimismo puedo afirmar que con Emérito se logra la gran cubanidad del espacio al lograr un tema de presentación realizado especialmente por el compositor Alberto Vera e interpretado por el grupo Los Dan, que lleva por título: Ser lo que esperas. Por otra parte, la variedad por días en su programación musical y la selección de selecciones de Nocturno. Fue sin lugar a dudas, Emérito Martínez, el corazón del espacio en toda su dimensión: Nocturno, de Radio Progreso, de Cuba.

Please follow and like us:

Publicado Por: Teodoro Herrera

Periodista y director de programas en Radio Progreso, la Onda de la Alegría. #Cubano100%, habanero, ama la vida, la familia y los amigos. Bailar, leer, la playa y la cerámica son sus grandes entretenimientos. Twitter. - @teocapricornio Correo.- teodoro.herrera@icrt.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve − 5 =