Iván Pérez Ramírez: la UNEAC, la gran palma real de la intelectualidad y de los artistas cubanos

El reconocido actor, musicalizador, escritor, director y profesor en diversas especialidades de los medios de comunicación, Iván Pérez Ramírez (San Antonio de Cabezas, Matanzas, 1944) recién cumplió en este abril 80 años de vida y cinco décadas como miembro de la vanguardia artística de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), organización que siente y valora como la gran palma real de la intelectualidad y de los artistas cubanos.

Es una institución gigante, símbolo del quehacer revolucionario y a ella pertenezco con orgullo, atestigua también el Premio Nacional de Radio 2011, significándola como un espacio ideal de convergencias de ideales, donde se puede expresar criterios y hacer propuestas, de ahí que cuando se celebre el X Congreso en junio próximo, “florecerá como un particular foro de debates, movilizador, inclusivo y transformador”.

“Creo además en lo fidedigno de los artistas e intelectuales que en él participen y confío en el modo que seguro presenten y encaren los problemas aún no resueltos, porque el Congreso será eso: vital energía del arte en este 2024 y un encuentro de esencias donde la cultura sea sinónimo de Patria”.

Para Iván Pérez Ramírez, cuya trayectoria profesional la legitiman casi 67 años de trabajo en la Radio Cubana, el X cónclave de los artistas e intelectuales del país será magna cita igualmente para valorar entre sus objetivos y estrategias un mayor vínculo con la Radio nacional, desde acciones concretas en todas las jerarquías artísticas: actuación, dirección, locución, guiones, novelas, musicalización, producción radial, donde el medio de comunicación sea una plataforma ideal de aportes al bienestar y espiritualidad de la nación.  

Por otra parte, el Maestro de Juventudes 2017, enfatizó que entre las múltiples contribuciones que le ha aportado la UNEAC, recuerda especialmente sus desempeños como jurado de los eventos teóricos CARACOL, donde nunca se deja de aprender en ese accionar de selección de trabajos creativos.

Al hablar sobre ese tema le brillan los ojos. No cabe dudas que Pérez Ramírez, hombre radio, vive para Cuba y su cultura.

Él ha sido un ser humano de total ofrecimiento al quehacer cultural y artístico en la radio, el teatro, el cine y la televisión, pero sin lugar a dudas el sonido para ver simboliza su preponderancia.  De ahí que la Onda de la Alegría sea su segunda casa, emisora donde convierte sus conocimientos en arte desde 1967.

Horcón y vida de la Radio Cubana, Pérez Ramírez tiene también un blasón de lauros trascendentales, que lo hacen ejemplo para muchos.

En actuación se destacan tres grandes personajes:  Fico Jutía, en Monte Libre, novela de Dora Alonso, en el espacio Así se forjó la Patria; en La Gran Aventura de la Humanidad: La soledad de un genio, en el personaje de Piotor Ilich Tchaikovski, obra de Armando Martínez Vergel; ​ y en Clave 8:30, Fantasma de la Ópera, adaptación del texto de Gastón Leroux, con la dirección de Juan Carlos Tejeda.

Como escritor ha hecho innumerables novelas. A finales de 1993, escribió su primera novela radial “Amor, Amor” para el espacio La Novela de las 2 y de inmediato la segunda “Surge Belice” y después han sido muchas: “Los señores de la guerra y los hombres del maíz”, lo cual hacen de este cubano el guionista latinoamericano que más haya escrito de ese país centroamericano.

Por otra parte ha hecho adaptaciones como “Lo que el viento se llevó”, “Scarlet”, “Acusada de asesinato”, históricas como “La dramática vida de Rubén Darío”, “Nace la ópera”, “Jean Francois Mollet, el pintor de los humildes”, además de una versión del libro “Memorias de mi pueblo: San Antonio de Cabezas”, de Roberto García y una adaptación de una novela inédita “Un grito en la montaña”, de Dora Alonso, seguida después de la suya  “Otro grito en la montaña”.

Hablar con Iván Pérez es también descubrir que fue el primer artista en recibir el premio Maestro de la Radio, en pleno Festival Antonio Yoga in Memoriam desde Santiago de Cuba en 2011 y que junto al efectista Orlando Hernández Rivero y el grabador Reinaldo Suárez formaron un trío para crear las nuevas sonoridades de espacios de Radio Progreso.

Juntos participaron en la primera serie con sonido estereofónico en 100 capítulos de “Gómez, América, un solo corazón”, que se grabara para el espacio “Así se forjó la Patria”, escrito y dirigido por Gilberto Enríquez; y luego, en la segunda, titulada “El 89”.

El Profe, como le llamamos a Pérez Ramírez es por así decirlo una de esas joyas humanas con una versatilidad inconmensurable y uno de los más genuinos e integrales trabajadores de la Radio Cubana, como lo calificara Josefa Bracero, consagrando su vida a la creación y producción sonora del verdadero sonido para ver.

Fuente: Portal de la UNEAC

Publicado Por: Teodoro Herrera Acosta

Graduado de Licenciatura en Periodismo en 1981 en la Universidad de La Habana ha trabajado en los periódicos 26, de la provinica de Las Tunas; La Demajagua, de la provincia Granma, en Prensa Latina, así como en las emisoras de Radio Reloj, Radio Cadena Habana, Radio Metropolitana, Habana Radio y actualmente es el Jefe Editor del Sitio Web de Radio Progreso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trece − 3 =